Cómo leer el Libro de Mormón

Por Terrie Lynn Bittner

Miles de personas están publicando comentarios o artículos acerca del Libro de Mormón. Desafortunadamente, la mayoría de ellos contienen una gran cantidad de información errónea debido a que los escritores en realidad no han leído el Libro de Mormón. Simplemente están informando lo que alguien más les contó, alguien que muy probablemente tampoco ha leído el libro.

jesus-bless-nephite-children-mormonEl Libro de Mormón es un libro de escrituras sagradas utilizado por los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días junto con la Biblia y otros dos libros de escrituras. Los miembros de esta Iglesia en ocasiones son referidos como mormones debido al título del libro. Mormón no es el Dios de los mormones, fue un profeta antiguo y es visto de igual manera que los profetas bíblicos tales como Moisés y Noé. El libro lleva su nombre debido a que él compiló la larga historia religiosa de su pueblo. Esta tarea fue completada por su hijo adolescente, Moroni, luego que Mormón fuera asesinado.

Antes de escribir o enseñar acerca del Libro de Mormón, es fundamental leerlo; por completo, de inicio a fin, con el propósito de ver la información en el contexto. Todos sabemos que los versículos bíblicos pueden expresar un significado equivocado cuando se llevan fuera de contexto, y es de la misma manera con el Libro de Mormón.

¿Cómo leer el Libro de Mormón? Es mejor leerlo más de una vez y de varias maneras diferentes. La primera vez, el lector debe leerlo de principio a fin, con el propósito de obtener una revisión del libro, sus historias, sus mensajes y temas. Los mormones tienen varios manuales que ayudan a proporcionar información y sugerencias de fondo para un mejor entendimiento de las escrituras.

Al igual que la Biblia, el Libro de Mormón contiene muchas historias. Estas historias no son el foco del libro, al igual que tampoco lo son las historias de la Biblia, pero sí hacen al libro más interesante, y nos ayuda a comprender cómo aplicar el evangelio de Jesucristo en la vida diaria. Al leer el libro por primera vez, recuerden que los antiguos profetas que registraron la información en este libro, la escribieron para nuestros tiempos, bajo el mandamiento de Dios. Cuando Mormón y Moroni lo editaron, conservaron sólo aquellas cosas que, por inspiración, sintieron que será valioso para la gente de hoy en día. Cada vez que lean una historia pregúntense, “¿Cómo puedo aplicar las lecciones de esta historia a mi propia vida?” El primer profeta cuyos escritos están en el Libro de Mormón es Nefi. Él llamó a este proceso “aplicar las escrituras a nosotros mismos”.

Sin embargo, no se centren tanto en la historia que lleguen a perder la doctrina. Presten especial atención a los temas recurrentes que se encuentran en el libro. Utilicen un lápiz de color para marcar cada referencia de Jesucristo o Su misión. Encontrarán que esto se menciona más seguido que en la Biblia. El propósito principal del Libro de Mormón es testificar de Jesucristo. También querrán tomar nota de cuántas veces éste testifica de la Biblia. Aunque la Biblia aún no había sido compilada, Dios sabía que lo sería, por supuesto, y se lo dijo a Sus profetas. Es imposible creer en el Libro de Mormón y no creen en Jesucristo y la Biblia.

Cuando estoy leyendo el Libro de Mormón, marco las escrituras que me gustan y aquellas que son importantes. Cuando se debate sobre un tema importante, escribo ese tema en la parte superior de la página. Por ejemplo, hoy escribí “salvación” en la parte superior de la página que estaba leyendo. Esto me permite encontrar rápidamente referencias y también me deja pasar por las páginas y notar temas mayores.

Si son sinceros acerca de intentar comprender lo que enseña el Libro de Mormón, empiecen un libro de notas o un registro de sus lecturas. Cada vez que encuentren un tema del evangelio; Jesucristo, fe, gracia, etc.; agreguen la referencia a la lista. Tomen nota del contexto de la escritura que anotan. ¿Quién está aprendiendo sobre el principio? ¿Por qué le fue enseñado? Asegúrense de incluir una referencia completa del tema, no sólo un simple versículo que llevado fuera de contexto, pueda cambiar el significado. Cuando el libro de notas esté completo, tendrán un mejor entendimiento del mensaje completo del Libro de Mormón. Podrían también querer revisar las notas a pie de página para  ver si hay versículos que se corresponden con la Biblia o comprender mejor lo que algo significa.

Por supuesto, dado que están intentando averiguar si el libro es verdadero, deberán iniciar cada sesión de lectura con una oración. Sólo Dios puede darles una respuesta a la que no estén escépticos. Si son buscadores sinceros de la verdad, querrán que el Espíritu Santo los ayude a leer el libro. Es fundamental saber qué es verdad y qué no. Al final del libro, encontrarán una promesa dada por el último escritor, Moroni, de que si leen el Libro y le preguntan a Dios si es verdadero, Él se los dirá. Esto es reminiscente de la promesa bíblica ubicada en Santiago 1:5, en la que Santiago promete que si carecemos sabiduría, podemos pedírsela a Dios y Él les dirá lo que necesitan saber.

Leer para discernir la verdad requiere que uno lea con una mente abierta. El lector debe empezar simplemente leyendo para saber qué hay en él, porque si lo leemos sólo para encontrar errores, no estaremos abiertos a los impulsos del Espíritu Santo. Debido a que Dios prometió, en la Biblia, de que Él nos daría sabiduría y respuestas a nuestras oraciones, podemos estar seguros de que recibiremos una respuesta. Mientras busquemos la verdad con sinceridad, y no sólo esperando encontrar lo que queremos encontrar, Dios se comunicará con nosotros. Hay algunos que dicen que no debemos orar porque no sabemos quién nos está respondiendo, pero esto, por supuesto, está en conflicto directo con las enseñanzas de la Biblia y demuestra una falta de fe en las habilidades de Dios. Los mormones creen que Dios siempre guarda Sus promesas y si Él nos promete decirnos lo que es verdad, también es capaz de asegurarse de que reconozcamos quién nos está hablando. Mientras más oremos por sabiduría, más familiarizados estaremos con las formas en que Dios se comunica con nosotros. Sabemos, por ejemplo, que Satanás no puede traer sentimientos de gozo y paz. Estas sensaciones vienen de Dios. Si estamos preguntando si algo es verdad y nos sentimos en paz y espirituales, tenemos una respuesta positiva de que lo es. Leer las cosas de Dios siempre trae gozo y paz.

El Libro de Mormón testifica de los grandes y eternos principios del plan de Dios. En él aprenderán cómo desarrollar la fe cuando no tengan más que un deseo de tenerla. Aprenderán que Jesucristo ama a todos Sus hijos, no sólo a aquellos que vivieron en tierras santas. Aprenderán que Él verdaderamente fue divino. Descubrirán grandes verdades acerca del papel de la gracia, la misericordia de Dios hacia los niños pequeños que murieron sin ser bautizados, y de nuestra responsabilidad hacia los necesitados. Apreciarán más que nunca el poder del plan de Dios para Sus hijos y Su papel en nuestra vida diaria.

No tomen la palabra de alguien más. Abran el Libro de Mormón y empiecen a leer. Pueden encontrarlo en línea gratuitamente y no necesitan registrarse para obtenerlo:

Lea el Libro de Mormón en línea gratis.

Visite un sitio web no oficial acerca del Libro de Mormón, creado por mormones comunes:

Libro de Mormón

Solicite un Libro de Mormón gratis, edición impresa.

Aprenda más acerca del Libro de Mormón

Cómo la Biblia y el Libro de Mormón trabajan juntos

Author: Admin

Compartir Artículo

Enviar un Comentario.

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Derechos de autor © 2015 Blog SUD. Todos los derechos reservados.
Este sitio web no es propiedad ni está afiliada a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (algunas veces llamada la Iglesia Mormona o Iglesia SUD). Las opiniones aquí expresadas no representan necesariamente la posición de la Iglesia. Las opiniones expresadas por los usuarios individuales son de responsabilidad de los usuarios y no representan necesariamente la posición de la Iglesia. Para visitar las páginas oficiales de la Iglesia, sírvase visitar LDS.org o Mormon.org.

Pin It on Pinterest

Share This