Una lamentable noticia ha sido tema de discusión en varios medios de comunicación, la estudiante Madi Barney reportó que había sido violada dentro del campus de la Universidad Brigham Young, propiedad de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. El tema de discusión fue culpar a la universidad por aparentemente echar la culpa a la estudiante de este penoso acto en vez de culpar al agresor, argumento que es falso.

Diferentes medios de forma sensacionalista llamaban la atención por la historia contada por la joven en la que se relataba que la estudiante tenía miedo de ser castigada por haber sido violada.

Para entender esta historia debemos primero conocer algunos puntos que nos permitirán comprender lo que pasó.

La verdad sobre la estudiante violada en universidad mormona

Campus de la Universidad Brigham Young Propiedad de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

El código de Honor

Muchas universidad administradas por instituciones religiosas tienen un código de honor, en Latinoamérica generalmente las universidades católicas, adventistas o protestantes tienen algunas reglas que se ajustan a las creencias de la institución que las administra. En Estados Unidos muchas universidad tienen su propio código de honor, estas reglas pueden ir desde la ropa permitida en el campus hasta el compromiso por escrito de ciertas normas de conducta.

El Código de Honor de la universidad Brigham Young tiene como propósito salvaguardar a los estudiantes bajo las creencias y normas de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, algunas de las reglas son por ejemplo los horarios en los que los estudiantes pueden estar en sus departamentos dentro del campus con personas del sexo opuesto, o la prohibición del uso de drogas, alcohol, cafe y te.

Este Código de honor es entregado a todo estudiante antes de ser admitido en la universidad y el o la joven se compromete a respetarlo a cabalidad, cualquier falta a algunas de las normas del código pueden ser sancionadas hasta con la expulsión de la institución educativa.

¿ Qué tiene que ver el Código de Honor con la estudiante violada?

Probablemente la estudiante ultrajada tuvo temor de reportar de inmediato lo ocurrido puesto que en las investigaciones se harían preguntas como ¿Qué hacia una persona del sexo opuesto en tu habitación? O ¿Conocías a esta persona antes? Estas preguntas si se responden de forma afirmativa irían en contra del código de honor de la universidad y por lo tanto conllevaría a la expulsión de la joven, aquí es donde los los medios han tergiversado la información.

En Estados Unidos se ha vuelto muy común que parejas de estudiantes denuncien a sus parejas por violación cuando han habido algunas ocasiones en que las relaciones sexuales han sido de mutuo acuerdo, con esto no estoy tratando de excusar al agresor porque es claro que una persona es violada así su agresor haya mantenido relaciones sexuales  anteriormente con su víctima. Simplemente trato de ser objetivo, muchos estudiantes podrían estar violando el código de honor de mutuo acuerdo y esto iría en contra de lo que ellos se han comprometido a respetar.

El código de Honor es claro, si un estudiante no cumple con el, debe ser apartado de la universidad.

Lo que ha dicho la Universidad mormona

Kevin J. Worthen

Kevin J. Worthen, presidente de la universidad Brigham Young

El presidente de la universidad Brigham Young, Kevin J. Worthen, habló sobre este tema en particular en un vídeo donde se le preguntó cuál era la posición de la institución educativa sobre este caso, él dijo:

“Primero y ante todo, nuestra principal preocupación es la seguridad y el bienestar de nuestros estudiantes. Esto es particularmente cierto para aquellos que han sido víctimas de abuso sexual.”

El presidente Kevin J. Worthen explicó que el código de honor está destinado a proporcionar un ambiente de seguridad para los estudiantes. Sin embargo, también entiende que algunas víctimas de abuso sexual temen denunciar el delito debido a la percepción de que la oficina de código de honor tomará medidas. Worthen dijo que quiere minimizar ese miedo lo antes  posible, explicando que:

“La víctima de abuso sexual no es responsable de ese acto”

Worthen también dijo:

“Han pasado por una experiencia traumática. Son vulnerables. Están en busca de ayuda, y debemos proporcionar eso. … Nuestra preocupación principal es el bienestar de la víctima de abuso sexual. “

Me pregunto porque los medios no han reportado la fuente principal de este penoso acto, en ningún momento el Presidente de la universidad mormona acusó a la joven o la culpo por lo ocurrido sino todo lo contrario, la defendió y le brindó ayuda.

De acuerdo con un comunicado de la universidad Brigham Young publicado en byu.edu, cuando un estudiante reporta un caso de abuso sexual, el estudiante es referido inmediatamente a la Oficina Title IX office y tiene la opción de reunirse con un coordinador. Ese estudiante recibe información sobre sus derechos y opciones como víctima por escrito. El comunicado aclara que una “investigación del Title IX office no se lleva a cabo para acosar o re-traumatizar a la víctima.”

Title IX office

Las universidades estadounidenses tienen un departamento especial amparado por la ley federal llamado el  Title IX office, que brinda soporte a los estudiante que tienen algún problema de acoso sexual, discriminación por sexo, violación entre otros. Ese departamento también está presente en BYU.

Madi Barney reportó que uno de sus temores era que la oficina Title IX office intercambie información con la oficina de Código de Honor y de esa forma haya tal vez una doble investigación.

Deben haber excepciones

La verdad sobre la estudiante violada en universidad mormona

Deidra Dryden asumió como coordinadora del IX Tittle office de la Universidad del Sur de Virginia en agosto, y la escuela implementó una política de amnistía que permite a las víctimas y testigos de asalto sexual reportar sin llegar a ser objeto de medidas disciplinarias debido al uso personal de alcohol o drogas en o cerca del momento del incidente. Créditos: Deseret News

Deidra Dryden que es la responsable del Title IX office de la Universidad del sur de Virginia, institución educativa con más de 90% de estudiantes mormones dijo a Deseret News que dicha universidad tiene también un código de honor parecido al de BYU  y que ve este conglomerado de reglas una forma de protección para los estudiantes.

Sin embargo, también aclaró que en dicha universidad hay excepciones al Código de Honor, como por ejemplo el hecho de que reportar que un estudiante está en peligro de muerte debido al consumo de drogas o alcohol dentro del campus no traerá ningún problema con la oficina del Código de Honor.

En un eventual caso de violación sea cual fuera la circunstancia la excepción sería reportarlo sin temores a investigaciones por alguna falta al código,  porque se defiende la vida y la seguridad de las víctimas en primera instancia.

Dryden también advirtió que esta excepción podría ser tomada como excusa por algunos estudiantes a faltar al código, sin embargo dijo que felizmente aun no ha tenido ningún caso parecido.

Hay cosas que se deben mejorar en la Universidad BYU

Trato  de ser objetivo y debo  reconocer también que la universidad Brigham Young debe mejorar sus normas para este tipo de casos, ciertamente el Presidente de dicha institución declaro:

“No somos perfectos,  no pretendemos serlo, pero podemos mejorar.”

Worthen  ha explicado que no trata de excusarse por alguna falta a la estudiante y que están trabajando en maneras adecuadas en  que la universidad pueda ayudar a la víctimas como Madi.

La eliminación del Código de Honor no es la solución

Madi Barney ha iniciado una campaña donde exige cambien radicales en el código de honor debido a que según ella, La universidad Brigham Young da más importancia al cumplimiento del código que a su caso en particular, dando a entender que las reglas del código impiden que una víctima reporte un posible caso de violación por temor a represalias.

Sin embargo, como he expuesto líneas arriba la solución no es eliminar  o hacer cambios apresurados al código de honor sino crear alternativas para este tipo de casos.

El código de Honor protege a los estudiantes, en enero de este ano, Brigham Young University fue considerada como la universidad con el campus más seguro de todo Estados Unidos por Bussines Insinder

Damon Linker un antiguo profesor de BYU que no es mormón ha declarado en un artículo personal que el código de Honor permite mantener los altos estándares para los estudiantes de dicha universidad.

Linker también ha dicho:

“Yo estaría dispuesto a apostar que simplemente hay un menor número de casos de abusos sexuales en la Universidad Brigham Young que en la mayoría de las universidades seculares, “

Lamento mucho la situación de Madi, lo que pasó es terrible y el culpable debe pagar por lo sucedido pero a la vez debemos reconocer que la solución no es cambiar el sistema sino mejorarlo.

Tal vez este caso ayude para que la Universidad Brigham Young cree alternativas seguras para proteger a las víctimas  para que están no se sientan desamparadas o con temor a represalias.

La iglesia mormona y cualquiera de sus instituciones jamas culparan a las víctimas de abuso sexual como responsables de estos aberrantes actos.

 

(Visited 18.887 times, 2 visits today)