Primera edición de una serie de siete en la libertad religiosa internacional

Según una serie de estudios, países con más libertad religiosa tienen más paz. Y países con menor libertad religiosa tienen menos paz.

Esto podría parecer contradictorio ya que muchos pensarían que la libertad religiosa causa más tensión al permitir más creencias y que las diferencias religiosas dividen inevitablemente la sociedad. Sin embargo, la experiencia dice que no.

Cuando pensamos en la paz generalmente tenemos en mente una región sin guerra, una nación sin contienda, o una ciudad sin violencia. Pero la paz es mucho más que la ausencia de conflicto. La paz es el hábito de entablar diferencias, la práctica de negociar desacuerdos entre enemigos. Es una cultura de honestidad. Incluso las sociedades más pacíficas tienen contención, pero ellos no dejan que esto los separe.

Tenemos a Brasil, el país con las menores restricciones en libertad religiosa en el mundo. Mientras que experimentan un cambio dinámico desde el catolicismo romano al pentecostal, protestante, y otras iglesias, la población ha logrado evitar un amplio conflicto sectario. “Dado el nivel de cambio en Brasil”, dice el investigador Brian Grim, “es particularmente notable que… no ha habido reportes de incidentes de hostilidad sobre conversaciones o proselitismo” (Brian Grim, “Brazil: A Lesson in the Peaceful Navigation of Religious Change,” Religious Freedom Project, Berkley Center for Religion, Peace & World Affairs, Georgetown University, 1 de junio de 2015). Aunque lejos de ser (un país) perfecto, el dialogo entre las diferentes comunidades religiosas ha sabido manejar la tensión.

La paz tiene varios factores, la historia de las personas, la estructura de gobierno, el ambiente económico y el nivel de inclusión política. La libertad de religión también es crucial. Países que protegen la diversidad de experiencias religiosas tienden a tener unos cuantos conflictos armados, gran libertad civil y política, grandes libertades económicas y de prensa, mejores resultados de salud, niveles altos de ingresos, mejor educación y mayor desarrollo humano en general.

El mundo parece moverse por fuerzas largas e impersonales. Los mercados financieros, las alianzas militares, las organizaciones internacionales y élites gobernantes cumplen el rol de la formación de sociedades. Pero si ponemos atención, vemos la más sutil conciencia tectónica personal en juego, la búsqueda del significado, empoderamiento de perseguir un propósito, querer hablar de nuestras convicciones, formar identidad al lado de personas con nuestras misma creencias y la libertad de cambiar de religión. La pregunta clave para la paz consiste en confiar en que cada uno de nosotros honraremos los diferentes caminos de la religión. ¿Podemos tener respeto mutuo?

El Profesor Nilay Saiya explica por qué esto es importante: “La libertad religiosa alienta formas de actividad religiosa pacífica creando un espacio para los grupos religiosos para que puedan practicar sus creencias libremente, llevar su ideas religiosamente informadas al acto público, hacer contribuciones positivas a la sociedad, y participar en el debate a través de canales abiertos para el diálogo, permitiendo así que las diversas perspectivas sean escuchadas y privando así a los extremistas de la habilidad de ganar la batalla”.

Cuando se aleja de estas palancas de la vida cívica, las personas sienten que no tienen influencia en sus comunidades y algunos incluso toman medidas drásticas. Esta es una de las razones por las que, el profesor Saiya agrega, que “países religiosamente libres son menos susceptibles y no suelen alentar la violencia religiosa”.

Al final, la libertad religiosa no se trata de eliminar rivales e intimidar personas y estar de acuerdo con la mayoría. Más bien, la libertad religiosa se basa en alcanzar la paz en medio de las diferencias y reducir el miedo para que todos puedan tener conciencia de su lugar legal en la sociedad.

Este articulo fue originalmente escrito por Newsroom The Official Resource For News Media, Opinion Leadership And The Public, para www.mormonnewsroom.org y traducido al Español por Wendy Vianey Almazán Cano para www.mormonsud.com

(Visited 125 times, 1 visits today)