Escrito por LDSLiving.com y traducido al español por Patricia Ortiz R. de Verano para mormonsud.org 

Mormones en prisión

Una inesperada y conmovedora historia

Mormones en prisión: A comienzos de este mes, el Presidente Henry B. Eyring compartió una inesperada historia acerca de una abuela que viajaba a ver a su nieto en prisión. Mientras abrumada por la angustia y cavilante, esta dulce mujer recibió inspiración que nos enseña acerca de la realidad del albedrío, el poder de la Expiación, y el alcance global del amor infinito de Dios.

 

Años atrás un amigo mío me habló de su abuela. Ella había vivido una vida plena, siempre fiel al Señor y a Su Iglesia. Aún así, uno de sus nietos había escogido una vida criminal. Finalmente fue sentenciado a prisión. Mi amigo recordó que mientras su abuela manejaba por la autopista para visitar a su nieto en la prisión, tenía lágrimas en los ojos mientras oraba con angustia, “He tratado de vivir una vida justa. ¿Por qué, por qué tengo esta tragedia de tener un nieto que parece haber destruido su vida?”

 

La respuesta vino a su mente con estas palabras: “Te lo di porque sabía que podrías y lo amarías sin importar lo que hiciera”.

 

Hay una hermosa lección en esto para todos nosotros. El camino para los amorosos padres y abuelos y para todos los siervos de Dios no será fácil en un mundo decadente. No podemos forzar a los hijos de Dios a escoger el camino a la felicidad. Dios no puede hacerlo debido al albedrío que nos ha dado.
El Padre Celestial y su Hijo Amado aman a todos los hijos de Dios sin importar lo que escojan hacer o lo que lleguen a ser.

(Visited 4.696 times, 1 visits today)