A menudo cuando pensamos en la expiación de nuestro Salvador, pensamos sobre cómo podemos usar más plenamente su poder en nuestras vidas. Pero el Élder Jeffrey R. Holland compartió recientemente en Facebook cómo la expiación del Salvador puede cambiar la manera en la cual comprendemos nuestros roles como discípulos de Jesucristo:

Me gustaría abordar el tema de la expiación del Salvador. Si comprendemos la doctrina correctamente, en la experiencia de la expiación, Cristo experimentó vicariamente (y soportó la carga) de los pecados, los dolores, las dificultades y las lágrimas de toda la humanidad, desde Adán y Eva hasta el fin del mundo. Con esto, Él mismo no pecó, pero sintió el dolor y la consecuencia de aquellos que pecaron.

Él no experimentó personalmente un matrimonio roto, pero sintió el dolor y la consecuencia de todos aquellos que han pasado por esa situación. Él no experimentó personalmente la violación, la esquizofrenia, ni el cáncer, ni la pérdida de un hijo, pero sintió el dolor y la consecuencia de todos aquellos que sí lo han experimentado, y así sucesivamente con todas las pruebas de la vida y las decepciones.

Esta percepción de cómo funciona la expiación muestra que éste es el único ejemplo divino de empatía que jamás el mundo ha conocido. Obviamente ninguna palabra hace justicia al acto más significativo del universo, pero no tengo un sustituto mejor, así que usaré esta palabra.

La empatía se define como “la acción de comprender… y experimentar vicariamente los sentimientos, pensamientos y experiencias de otra persona ya sea del pasado o del presente”. Como se puede notar, esa es realmente una muy buena declaración sobre el proceso expiatorio, especialmente si agregamos “el futuro” al final de la definición. Sentir lo que Él sintió, caminar donde Él caminó, enfrentar lo que Él tuvo que enfrentar y preocuparnos en la forma en la que Él se preocupó es el único tipo de discipulado que conozco. Esforcémonos por ser tales discípulos.

 

Este artículo fue escrito originalmente por LDS Living Staff y publicado en ldsliving.com con el título: “Elder Holland Shares Unforgettable Message About the Atonement That Can Help Us Apply It in a New Way

 

(Visited 1.609 times, 1 visits today)