Primero lo primero: no creo que José Smith fuera un fraude. Sin embargo, SI José Smith hubiera sido un charlatán y estuviera en sus zapatos… este artículo explora cómo yo podría haber manejado la Restauración un poco diferente si ésta hubiera sido un engaño de José Smith.

También puedes leer: Pdte. Uchtdorf responde si cree que José Smith tradujo el Libro de Mormón por medio de una piedra vidente

Este es solo mi proceso de reflexión y de ninguna manera intento probar que el Libro de Mormón es verdadero o falso por medio de mis opiniones en este artículo. El hecho de que José Smith haya hecho o no lo que mencionaré a continuación no prueba o refuta nada sobre él. Estas solo son algunas cosas que yo hubiera hecho de manera diferente, si hubiera intentado engañar al mundo.

Déjame saber en los comentarios si tienes cualquier otra opinión.

  1. PRIMERO QUE TODO, HUBIERA RENUNCIADO AL “ENGAÑO” CUANDO LA PERSECUCIÓN INICIÓ CUANDO TENÍA 14 AÑOS

engaño de José Smith

Durante muchos años, José Smith fue perseguido incluso antes de que fuera capaz de publicar el Libro de Mormón. Si este hubiera sido un engaño de José Smith, yo me hubiera rendido apenas la persecución inició,  cuando me di cuenta de que nadie me creyó. Especialmente, por ser un adolescente. No hay manera de que yo hubiera persistido en medio de esa humillación solo en un intento de engañar a la gente. Me hubiera apartado del escándalo e intentado algo completamente nuevo.

Sin embargo, si hubiera elegido persistir, todavía dudo que hubiera seguido mintiendo debido a la brea y plumas, las innumerables turbas, las amenazas, unos 48 juicios contra mí [a pesar del hecho de que nunca sería condenado], la muerte de mi hijo debido a los ataques antimormones y los seis meses en la cárcel de Liberty. Aunque el “engaño” de José Smith valiera todo eso.

  1. NO HUBIERA DESAFIADO LA TEOLOGÍA DE LA ACTUALIDAD

engaño de José Smith

Como escritor (seamos sinceros, si esto hubiera sido un engaño de José Smith, para escribir un Libro de Mormón ficticio, él debería haber sido un escritor experto, que no lo era) siempre debes  tener en cuenta a tu público objetivo. Tú escribes para sus intereses. Agradar a la audiencia. Alejarla es una mala idea.

Sin embargo,  el Libro de Mormón contradijo innumerables creencias esenciales y fundamentales de los contemporáneos religiosos de José Smith. La naturaleza del Padre, el bautismo de los niños, la revelación moderna, etc. Si estuviera inventando una religión, hubiera mantenido esas mismas doctrinas centrales o las habría hecho tan confusas que no parecieran amenazar las creencias de los potenciales investigadores. A las personas les gusta que les digan que tienen la razón. No obstante, aparentemente, José Smith pensó que era una buena idea hacer lo contrario.

  1. NO HUBIERA AFIRMADO HABER TENIDO LAS “PLANCHAS DE ORO”

engaño de José Smith

José Smith utilizó las piedras videntes para traducir el registro antiguo nefita. En base a lo que conocemos, José Smith ni siquiera miró las planchas mientras traducía. Las planchas estaban bajo una tela o ni en la misma habitación que él y el copista. El hecho de que las planchas existieran pero nadie pudiera verlas seguramente fue el principal obstáculo para los posibles creyentes. Por supuesto, los once testigos (entre otros) las vieron además de su esposa Emma que dijo haberlas tocado debajo de una tela. Así que José debió haber tenido algo. No era un engaño de José Smith.

En mi opinión, hubiera sido mucho más fácil declarar que Dios reveló directamente a mi mente las palabras que debían ser escritas. Esto hubiera eliminado por completo el riesgo de que alguien echara un vistazo bajo la tela solo para encontrar una pila de las láminas de metal o robara las planchas y probara que eran falsas. Afirmar que tenía un registro físico antiguo hubiera sido un riesgo innecesario. Sin embargo, quizá, José Smith pensó que era una buena idea.

  1. HUBIERA ESCRITO UN LIBRO MUCHO MÁS CORTO

engaño de José Smith

El Libro de Mormón tiene más de 500 páginas y José Smith no incluyó imágenes. Es un libro largo. Si fuera un engaño de José Smith, hubiera representado más de 500 oportunidades para que los críticos encontraran errores condenables. Por otro lado, si hubiera dependido de mí, el Libro de Mormón hubiera tenido un cuarto de esa longitud.

Si mi motivación hubiera sido el dinero. Probablemente, hubiera escrito cada libro del Libro de Mormón como una obra independiente. Los hubiera publicado y vendido como una serie para maximizar ganancias. No hay forma de que hubiera escrito una obra de esa longitud, profundidad, complejidad y detalle histórico. Especialmente, en 65 días como José Smith lo hizo. Sin embargo, José Smith pensó que era una buena idea.

  1. NO HUBIERA INSTITUIDO LA PALABRA DE SABIDURÍA

engaño de José Smith

La Palabra de Sabiduría no era una ley tan estricta para los primeros mormones como lo es para nosotros ahora y muchas sustancias que se nos prohíben todavía se utilizaban para fines medicinales en ese entonces. Dicho esto, existe una amplia evidencia de que José tomó alcohol y té. Quizá, fue por fines medicinales o no. De cualquier modo, si este fuera un engaño de José Smith, yo me hubiera asegurado y no me hubiera preparado para ser juzgado como un hipócrita. Pero, supongo que estaba bien para José Smith.

Hablando de hipocresía, además yo no hubiera incluido Jacob 2:27 y 30, que dicen:

Por tanto, hermanos míos, oídme y escuchad la palabra del Señor: Pues entre vosotros ningún hombre tendrá sino una esposa; y concubina no tendrá ninguna;

Porque si yo quiero levantar posteridad para mí, dice el Señor de los Ejércitos, lo mandaré a mi pueblo; de lo contrario, mi pueblo obedecerá estas cosas.

Todos y su perro saben que “José Smith” más tarde instituyó un sistema de poligamia en la iglesia. Si uno de mis objetivos en este engaño hubiera sido desear a tantas mujeres como pudiera. Probablemente,  hubiera hecho que la poligamia apareciera en las escrituras de la manera más aceptable posible o hubiera omitido el tema por completo. No obstante, creo que José Smith pensó que sería una buena idea agregar ese pequeño bocado.

  1. NO HUBIERA PODIDO MEMORIZAR TODO EL LIBRO DE MORMÓN

engaño de José Smith

Toda evidencia apunta al hecho de que José nunca tuvo ningún tipo de material de referencia mientras dictaba el Libro de Mormón a sus varios copistas. A menudo se ridiculiza a José por haber traducido el Libro de Mormón en gran medida a través de una piedra vidente que colocó en un sombrero junto a su rostro (el sombrero se utilizó para bloquear la luz). Entonces, o bien Joseph memorizó por completo largas partes de su manuscrito preescrito y se lo dictó a sus copistas, o los copistas estaban allí. Pero tengo que descartar la posibilidad de esa segunda opción.

Martin Harris y Oliver Cowdery sirvieron como copistas y testigos de la veracidad del Libro de Mormón. Más tarde, ambos dejaron la Iglesia y se opusieron abiertamente a la misma, pero nunca negaron la veracidad del Libro de Mormón ni el proceso de traducción. Si hubieran estado metidos en el engaño de José Smith, no tendrían nada que perder confesando.

Por eso, José Smith tuvo que haber pasado innumerables horas memorizando su manuscrito. Difícilmente este hubiera sido el medio más efectivo de dictar el texto. Nuevamente, si yo hubiera preparado un manuscrito, habría pedido revelación directa y lo habría publicado. Sin embargo, si aún quisiera que un copista hiciera una copia innecesaria, habría encontrado una forma de obtener mi copia personal frente a mí.

En la actualidad, lo escribiría en un Google Doc. Podría pegar mi teléfono inteligente en un sombrero y listo, traducción. Sin embargo, viendo que eso no hubiera sido una opción, podría haber escondido las páginas bajo la mesa de traducción, las hubiera movido discretamente a mi regazo y luego, dictado a través de un agujero del sombrero. No hay forma de que hubiera funcionado por mucho tiempo pero oye, hubiera sido una mejor opción que memorizar todo el libro.

  1. NO HUBIERA RECURRIDO A MI LIBRO DE FICCIÓN BLASFEMO PARA OBTENER CONSUELO HORAS ANTES DE MI INMINENTE MARTIRIO QUE SABÍA ESTABA POR VENIR

Dejaré que el Élder Jeffrey R. Holland se encargue de esto. Lo dijo mejor que yo.

El Élder Jeffrey R. Holland por medio de su testimonio sobre el Libro de Mormón desvanece la idea de que éste es un engaño de José Smith.

Artículo originalmente escrito por David Snell y publicado en mormonhub.com con el título “7 Things I Would Have Done Differently to “Hoodwink” the World If I Were Joseph Smith.”