Es fundamental para leer cualquier libro, conocer sus propósitos. El propósito general del Libro de Mormón es “llevar almas a Cristo”, para presentar a las personas el carácter y los atributos de Jesucristo y enseñar los principios de su evangelio. A medida que las personas se esfuerzan por vivir el Evangelio de Jesucristo y seguir su ejemplo, obtienen la promesa de la vida eterna y la exaltación.

Otra clave, fundamental para entender el Libro de Mormón, es el hecho de que fue escrita por un profeta, vidente y revelador para las personas que viven hoy. El profeta y editor Mormón vio, con sorprendente detalle, y entendió con sublime perspicacia, este mundo contemporáneo. Su propósito, actuando bajo inspiración divina, fue enseñarnos lo que se requiere y cómo vivir como discípulos de Jesucristo en este mundo contemporáneo.

En esta luz, el Libro de Mormón es un vasto relato de moralidad, una historia o narración desde la cual uno puede derivar una moraleja sobre lo correcto y lo incorrecto. Es escalofriantemente preciso en su descripción de las condiciones que, de muchas maneras, reproducen las condiciones en nuestros días. Si bien hay mucho simbolismo en el Libro de Mormón, también es eminentemente práctico: ¿cómo se vive en tiempos de guerra endémica? ¿Qué prácticas comunitarias garantizarán sociedades seguras y estables? ¿Cómo actúan los discípulos cuando son traicionados, burlados, odiados o cuando son amados, venerados o casi divinizados por todos a su alrededor?

En medio de los crecientes niveles de descortesía, odio y malevolencia, me han impresionado ciertas características identificadas en el Libro de Mormón que, de cumplirse, prometen una mayor equidad, libertad, protección y seguridad. Por el contrario, observamos individuos mal intencionados y los comportamientos y prácticas que emplean para usurpar el albedrío individual, ejercer poder y autoridad sobre otros, y privar a otros de su derecho innato otorgado por Dios a la libertad.

El Libro de Helamán es ilustrativo y ofrece ideas interesantes sobre estos mismos asuntos. El Capítulo 1 comienza durante un momento de contención, disensión y disturbios civiles. Pahorán es elegido, sobre sus dos hermanos, por la voz del pueblo, para ser juez principal y gobernador de la tierra. Pacumeni se remite a la voluntad de la gente. Su hermano, Paanqui está “enojado” y busca “adular” a otros para unirse a una rebelión “para destruir la libertad del pueblo”. Cuando es descubierto, es arrestado, condenado y ejecutado (ver Helamán 1: 1-9) .

Los lectores observan que alentar la división y negarse a aceptar las decisiones de las personas, tal como está constituido por la ley justa, representa una amenaza para la seguridad de una nación. Por el contrario, respetar las leyes justas y equitativas proporciona la mejor defensa contra los tiranos.

Mientras que Paanqui sufre una muerte deshonrosa, sus seguidores continúan buscando su fin actuando al margen de la ley. Uno, Kishkumen, va al tribunal y asesina a Pahorán. Después de escapar, él y otros insurgentes entran en un pacto secreto, incluso juramentos perversos ante Dios, que ocultarán su acto asesino y matarán a otros que se interponen en el camino de sus objetivos malvados. Se reincorporan a su comunidad y “se mezclan entre la gente, de una manera en que no todos pueden ser encontrados” (Helamán 1:12).

defender la libertad

Ellos no se esconden; se incrustan en una sociedad más amplia. Socializan, realizan trabajos y, de la mayoría de las maneras, son indistinguibles de los demás. Continúan como si no fueran disidentes mal intencionados que buscan la destrucción de otros. Lobos vestidos de oveja, son hipócritas, sin respeto por los derechos de los demás.

Estos malevolentes representan una amenaza tan importante para la libertad y la seguridad de la comunidad que se toman en serio y se abordan rápidamente: “todos los que fueron encontrados fueron condenados a muerte” (Helamán 1:12).

defender la libertad

En el segundo capítulo de Helamán, se recuerda nuevamente a los lectores que estos disidentes no sienten ninguna compulsión en contra de asesinar a otros, y aprendemos que son pacientes y confabulados. Kishkumen espera más de dos años, y cuando Helamán, el hijo de Helamán, ocupa el escaño vacante, habiendo sido elegido según la ley nefita, Kishkumen, “confirmado por su banda”, establece un plan para asesinarlo.

Para entonces, los malvados conspiradores están liderados por Gadiantón, un hombre que es “experto en muchas palabras”, convincente cuando habla, aunque es un engañador y seguramente un mentiroso. Es experto en ” también en su sutileza para llevar a cabo la obra secreta de asesinato y robo”. Destaca como “adulador” o alabando y prometiendo de manera excesiva y falsa a fin de promover sus propios intereses. Él no tiene ninguna preocupación por el bien de los demás o los mejores intereses de la sociedad. Él busca revertir el estado de derecho para que él pueda obtener poder y oprimir a los demás. Sus seguidores tienen ideas afines y él mantiene su apoyo prometiéndoles “que deben ser puestos en poder y autoridad entre lel pueblo” (Helamán 2: 5).

Cuando el intento de Kishkumen de asesinar a Helamán falla y Kishkumen muere, Gadiantón y sus seguidores huyen – por el momento.

Hay un pequeño refrán que dice: “La libertad no es gratuita”. Debe ser cuidadosamente protegida, en la sociedad nefita y en nuestros días. ¿Cuán reales, cuán peligrosas son esas amenazas? Mormón explica, “Y en adelante se dirá más de este Gadiantón; y de este modo concluyó el año cuarenta y dos del gobierno de los jueces sobre el pueblo de Nefi.

“Y he aquí, a la conclusión de este libro veréis que este Gadiantón probó ser la ruina, sí, casi la completa destrucción del pueblo de Nefi” (Helamán 2: 12-13).

El relato de los mal intencionados “Ladrones de Gadiantón” no es más que uno entre muchos poderosos relatos de moralidad en el Libro de Mormón. Haríamos bien en estudiar cuidadosamente y aplicar los principios rectores del Libro de Mormón en nuestras vidas hoy.

Este artículo fue escrito originalmente por Kristine Frederickson y fue publicado en DeseretNews.com, con el título LDS World: Defending agency and liberty Español © 2017

(Visited 693 times, 1 visits today)