Cuando los Santos de los Últimos Días modernos piensan en los testigos del Libro de Mormón, es probable que comúnmente se les venga a la mente los nombres de Oliver Cowdery, Martin Harris y David Whitmer – los “Tres Testigos.” Además, debido a que siete de los “Ocho Testigos” se apellidaban “Whitmer” o “Smith,” también tendemos a escuchar un poco de ellos.

Sin embargo, en la lista de los ocho hombres que dieron testimonio de que habían “visto” y “tocado” las planchas de oro y afirmaron que les habían mostrado los “grabados que contenían,”  también se incluyó el nombre de Hiram Page, un miembro antiguo de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días que hoy ha sido olvidado en gran medida. Incluso, su lugar de sepultura, ubicado cerca de Excelsior Springs, Misuri, es oscuro y difícil de encontrar. De hecho, se perdió por completo hasta su reubicación en el año 2000.

En la medida en que todavía se recuerda y habla sobre Hiram Page, se tiende a mencionarlo en relación con su breve experiencia, de agosto a setiembre de 1830, de utilizar una “piedra vidente” para buscar guía en nombre de La Iglesia recién organizada. Esto condujo a la importante revelación conocida hoy como Doctrina y Convenios 28, que no solo condenó los mensajes que recibió Page como satánicos sino que, quizá,  aun de manera más significativa, estableció el principio (vital para la unidad y el orden del reino) que solo una persona en un tiempo dado es autorizada para recibir revelación en nombre de toda La Iglesia.

Hiram Page

Hiram Page y su “piedra vidente.”

Sin embargo, existe mucho más sobre la historia de Hiram Page.

Hiram Page nació alrededor del año 1800 en Vermont, tenía aproximadamente cinco años más que José Smith. Generalmente, se ganaba la vida cultivando, pero también estudió un poco de medicina y, con esa experiencia, de vez en cuando practicaba como médico en la frontera. En noviembre de 1825, se casó con Catherine Whitmer, la hija de Peter Whitmer Sr. y Mary Musselman Whitmer, una relación que pronto lo puso en contacto con José Smith y la temprana Restauración. (Mary Whitmer finalmente se convirtió en una testigo no oficial del Libro de Mormón). Así, mediante el matrimonio, Hiram Page también se convirtió en miembro de la familia Whitmer.

En junio de 1829, junto con tres miembros de la familia Smith y cuatro de sus parientes políticos Whitmer, Hiram tuvo la experiencia con las planchas de oro que lo convirtieron en uno de los testigos oficiales del Libro de Mormón.

Como la vida era muy difícil para muchos de los primeros miembros de La Iglesia, Hiram Page y su familia se mudaron de Nueva York a Ohio y luego, de Ohio a Misuri. El 31 de octubre de 1833, una muchedumbre de aproximadamente 40 hombres antimormones lo golpearon tanto que su esposa y sus hijos, que fueron obligados y apuntados con armas a ver la violencia, temieron que muriera antes de que terminara.(Por lo menos un historiador indicó que sus lesiones podrían, de hecho, haber contribuido con su muerte relativamente temprana).  Un informe cuenta que los agresores de Hiram dejaron de golpearlo cuando algunos de ellos se dieron cuenta de que evidentemente renunciaría a su vida en vez de negar su fe. (Una fuerte golpiza era una cosa, pero, para al menos algunos de ellos, el asesinato era otra).

Hiram Page

Sepulcro de Hiram Page, Excelsior Springs, Misuri.

También te puede interesar: 3 Maneras en que nuestros propios deseos pueden confundirse con revelación (+ Cómo diferenciarlos)

Sin embargo, la persecución violenta no fue el único estrés al que Hiram Page y otros miembros de La Iglesia fueron sometidos. En medio de controversias financieras y otras que abrumaron a los Santos de los Últimos Días después de 1837, los miembros de la familia Whitmer fueron excomulgados y Hiram Page, también, se retiró de La Iglesia con su gran familia. Si bien parece que no se excomulgó a sí mismo, no existe registro de su participación en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días después de 1838. Hiram Page y su familia se mudaron a una granja cerca de Excelsior Springs, donde murió el 12 de agosto de 1852.

Aunque Hiram Page se apartó de La Iglesia, nunca abandonó su testimonio del Libro de Mormón. Una evidencia clara de esto fue su participación continua, con William E. McLellin y sus parientes políticos Whitmer, en movimientos basados en el libro.

En 1888, casi cuatro décadas después de la muerte de Hiram Page, su hijo Philander, que no se encontraba vinculado con ninguna rama de la religión de los Santos de los Últimos Días, fue entrevistado respecto a su padre: “Supe que mi padre,” compartió él, “fue fiel a su testimonio sobre la divinidad del Libro de Mormón hasta el final. Cuando tenía la oportunidad de compartir su testimonio, siempre lo hacia, y parecía regocijarse en extremo al haber tenido el privilegio de ver las planchas y así, convertirse en uno de los Ocho Testigos.”  (Historical Record, tomo VII, Andrew Jenson, 1888, pág. 614).

Artículo originalmente escrito por Daniel Peterson y publicado en ldsliving.com con el título “The Forgotten Witness of the Book of Mormon Who Refused to Deny His Faith Even Under Threat of Death.”