En esta lección del Libro de Mormón, estudiaremos Mormón 7 -9 y comprenderemos las advertencias y el consejo que dieron Mormón y Moroni a las personas que vivirían durante los últimos días.

Mormón exhorta a los descendientes de Lehi de los últimos días

Al estudiar Mormón 7 encontraremos el mensaje que Mormón dio a los descendientes de Lehi de los últimos días que se encuentran entre los pueblos de Norteamérica, de Centroamérica, de Sudamérica y de las islas del Pacífico.

Entre las instrucciones que Mormón dio a los descendientes de Lehi fueron:

  • Deben arrepentirse, bautizarse y recibir el don del Espíritu Santo.
  • Deben abandonar las armas de guerra a menos que Dios mande lo contrario.
  • Deben llegar al conocimiento de sus antepasados.
  • Deben creer en Jesucristo y en Su expiación.
  • Deben estudiar el Evangelio en la Biblia y en el Libro de Mormón.

El Señor ha dicho  en  D. y C. 49:24 que “los lamanitas florecerán como una rosa”. ¿Cómo se está cumpliendo esa profecía en estos días?

Moroni profetiza la publicación del Libro de Mormón

Al estudiar Mormón 8 veremos que están contenidos los primeros escritos de Moroni después de la muerte de su padre Mormón.

En este capítulo vemos como Moroni profetiza sobre José Smith y la gran tarea que tuvo de sacar a la luz el Libro de Mormón.

El presidente Ezra Taft Benson dijo: “Quisera elogiar a los santos fieles que están esforzándose por inundar la tierra con el Libro de Mormón y absorber sus enseñanzas ellos mismo. no solo debemos sacar a la luz, de manera extraordinaria, más ejemplares de este libro, sino que debemos hacer penetrar en nuestra propia vida y en toda la tierra más de sus maravillosos mensajes”.

En Mormón 9:27, Moroni nos exhorta: “No dudéis, más sed creyentes”. En esta dispensación, el profeta José Smith declaró: “Donde exista la duda, la fe no tiene ningún poder”.

También José Smith enseñó: “Los que son consientes de su propia debilidad y propensión al pecado tendrían constantes dudas en cuanto a su salvación si no fuera por el concepto que tienen de la excelencia de Dios: que es lento para la ira y lleno de longanimidad, que sí perdona la iniquidad, la transgresión y el pecado. El concepto de esos hechos elimina la duda y fortalece grandemente la fe”.

Para concluir recordemos que aunque Moroni amonestó en cuanto a los juicios de Dios, también testificó que el Señor es un “Dios de milagros”, cuya Expiación efectúa “la redención del hombre”.

(Visited 1.109 times, 1 visits today)