En una muy conmovedora publicación de Facebook a fines de abril, el Elder Christofferson escribió:

“Me rompe el corazón que alguien venga y sea muy vulnerable y me diga: ‘Quiero intentarlo, quiero estar aquí’, pero luego siente frialdad o falta de interés; y eso es trágico. Tenemos que ser mejores que eso.”

También te puede interesar: La Religión ayuda a las Familias, las Comunidades y las Naciones, dice el élder Christofferson

El sentido de pertenencia y la sensación de que somos suficientes es algo que todos los miembros de la Iglesia anhelan, pero en el que a menudo nos quedamos cortos. A menudo nos sentimos solos, heridos, ofendidos, marginados, o simplemente no parecemos encajar. Para aquellas personas, el Elder D. Todd Christofferson les recordó:

“Cada uno de nosotros, cada vez que el sentimiento de aislamiento parezca venir sobre nosotros, necesita detenerse y pensar: ‘Jesucristo murió por mí. Jesucristo me consideró digno de Su sangre y Él me ama, Él tiene anhelos para mí, Él puede hacer una diferencia en mi vida y Su gracia puede transformarme. Tal vez esta persona sentada a mi lado, ignorándome o incluso deseando alejarse de mí, tal vez él o ella no lo hace, pero eso no cambia la realidad de lo que Cristo siente hacia mí y las posibilidades que tengo en Cristo.’”

Este mes, el Elder Christofferson dio seguimiento a este poderoso mensaje, compartiendo la manera de cómo el aceptar la diversidad en la Iglesia nos hace más fuertes. Él enseñó:

“En la Iglesia antigua había una tremenda diversidad. Y no sólo se trataba de la diversidad por el bien de la diversidad, sino por el hecho que las personas pueden aportar diferentes dones y perspectivas.

La amplia gama de experiencias, entornos y desafíos que enfrentan las personas nos mostrará lo que realmente es esencial en el Evangelio de Cristo. Y, gran parte de lo demás, que quizás se haya adquirido con el tiempo, que es más cultural que doctrinal, pueda desaparecer, y podamos realmente aprender a ser discípulos.

Por eso nosotros, por un lado, tenemos que ser mejores como personas al recibir, ayudar y caminar juntos con los demás. Y, por otro lado, cada individuo debe estar seguro de que va a tener un lugar en el reino de Dios, ellos tendrán un lugar en el cuerpo de Cristo. Y otros que son irreflexivos o descuidados o algo peor no pueden prohibirlo, no pueden alejarlo, no pueden quitárselo.”

todd christofferson

Este artículo fue escrito originalmente por LDS Living Staff y  fue publicado por living.com bajo el título: “Elder Christofferson on Why We Need to Be Better at Embracing Diversity + How It Strengthens the Church