El élder Robert D. Hales, del Quórum de los Doce Apóstoles de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, fue sepultado en Utah el viernes 6 de octubre de 2017. Los servicios funerarios para el élder Hales se celebraron en la histórica Manzana del Templo en Salt Lake City. El élder Hales murió el domingo, 1 de octubre, en Salt Lake City a la edad de 85 años de causas incidentales a la edad.

Funeral de élder Hales

El presidente Eyrinn ofreció el discurso final. Créditos: mormonnewsroom.org

“He observado al élder Hales, trabajado con él y aprendido de él”, dijo el presidente Henry B. Eyring, primer consejero de la Primera Presidencia, que conoce al apóstol mormón desde hace más de 70 años. “Hemos compartido experiencias que nos han extendido y fortalecido y algunas que nos han probado”.

Un amigo perfectamente leal

El presidente Eyring ofreció palabras de consuelo a la familia Hales, sus asociados y una “legión de queridos amigos” alrededor del mundo. “Un regalo espiritual parece haber sido suyo. Es el regalo ser un amigo perfectamente leal.”

Funeral de élder Hales

Familiares y amigos trasladan al élder Hales. Créditos: mormonnewsroom.org

El alto líder de los Santos de los Últimos Días continuó: “Él fue una leyenda en el mundo de los negocios en su propio tiempo, cuando tenía 42 años. Pero entonces una llamada telefónica vino de un profeta de Dios. Se le pidió que abandonara su carrera y sirviera en la Iglesia del Señor”.

Un hombre incansable en su llamamiento

“Sus contribuciones a toda la Iglesia y a cada miembro del Cuórum no pueden ser exageradas”, dijo el presidente Russell M. Nelson, presidente del Quórum de los Doce Apóstoles. “Fue incansable en su ministerio”.

El Presidente Nelson dijo que el élder Hales “amplió completamente” sus asignaciones en la Iglesia. “En sus 42 años y medio como Autoridad General, ha participado en casi todos los consejos y comités en la sede de la Iglesia. Su sabiduría, perspicacia e influencia han tenido un profundo efecto en la expansión del reino de Dios en todo el mundo”.

Funeral de élder Hales

Apóstoles reciben a élder Hales en la Manzana del Templo. Créditos: mormonnewsroom.org

El presidente Nelson estuvo a con el élder Hales cuando falleció en el hospital. También estuvo con el élder Hales hace dos décadas cuando se sometió a cirugía de bypass coronario de corazón abierto.

“La perseverancia de Bob ante los desafíos de la salud es legendaria”, agregó el presidente Nelson. “Él continuó a pesar de los efectos seriamente debilitantes de desafíos implacables a su salud. Nosotros, que lo hemos visto, nos hemos preguntado cómo podría hacerlo.

“Mientras estuvimos sentados juntos durante estos muchos años, he sido testigo del gran valor y completa dedicación de Robert D. Hales”, compartió el élder M. Russell Ballard del Cuórum de los Doce Apóstoles. “Muchas veces, me he acercado, le he tocado el brazo y le he sostenido la mano y, de una manera pequeña, he sentido el dolor y la dificultad que estaba experimentando”.

Un excelente hombre de negocios

Mucho antes de que se convirtieran en Autoridades Generales, ambos eran estudiantes de la Universidad de Utah. “Pienso en cómo nuestras vidas se han entrelazado durante estos años. … Vivimos en el mundo de los negocios”, explicó.

El élder Ballard dijo que el élder Hales era un constructor de gente. “Sus habilidades de trabajo con la gente – dándoles oportunidades de liderazgo y consejería de la mejor manera como su líder – eran excepcionales”.

Funeral de élder Hales

Más de 2500 personas asistieron a los servicios funerarios de élder Hales. Créditos: mormonnewsroom.org

Se calcula que 2.500 personas llenaron el Tabernáculo a capacidad para el funeral. Muchos otros asistieron a los servicios en el asiento de desbordamiento del cercano Salón de la Asamblea. Miles de personas más vieron y escucharon la emisión en vivo en LDS.org y en el sistema de satélites de la Iglesia, así como a través de otros medios de comunicación.

El servicio se realizó bajo la dirección de la Primera Presidencia. Autoridades generales y líderes auxiliares de la Iglesia, así como líderes comunitarios y cívicos, se unieron a la familia Hales para celebrar su vida.

El funeral fue conducido por el presidente Dieter F. Uchtdorf, segundo consejero en la Primera Presidencia.

La música fue proporcionada por el Coro del Tabernáculo Mormón. El coro abrió el funeral cantando “Every Life That Touches Our for Good”. Otras selecciones musicales incluyeron “I Need Thee Every Hour” y “God Be With You Till We Meet Again”.

Regresa a casa con honor

El presidente Nelson dijo: “Con el coraje de un piloto de jet, la tenacidad de un campeón atleta, la humildad y la devoción de un discípulo del Señor, él ha completado la misión de su vida de una manera ejemplar. Ha pasado las pruebas de mortalidad y ha vuelto a casa con los más altos honores.”

Funeral de élder Hales

Reconocimiento de las Fuerzas Armadas para élder Hales.

Tiene una ejemplar esposa

A Elder Hales le sobreviven su esposa, Mary, dos hijos y muchos nietos. El hijo del élder Hales, David, ofreció una oración familiar antes del servicio.

“Mi oración es que el ejemplo de Bob y María nos lleve a buscar ser discípulos leales y amorosos de Jesucristo”, dijo el presidente Eyring.

“Mary Crandall Hales se ha ganado su justo lugar como una de las mujeres nobles y grandes de esta Iglesia. Ella tiene una fe inalcanzable y ha apoyado, sostenido, y cuidó a su compañero eterno”, dijo el presidente Nelson.

Funeral de élder Hales

Hermana Hales recibe condecoraciones. Créditos: mormonnewsroom.org

 

El élder Ballard también expresó su agradecimiento a la hermana Hales por brindar apoyo moral a su esposo. -Desde esos primeros años, Mary, tú y Bob han servido juntos. Te damos gracias por el amor, la guía y la fuerza que ofreces a tu familia y a tantos otros.

El entierro fue en el cementerio de la ciudad de Bountiful en Bountiful, Utah. El presidente Eyring presidió el servicio de la tumba donde el hijo del élder Hales, Stephen, ofrece una oración.

El élder Hales sirvió como apóstol de la Iglesia por más de 23 años, después de servir como miembro de los Setenta. Fue Obispo Presidente de la Iglesia desde abril de 1985 hasta su llamado al Cuórum de los Doce Apóstoles en 1994.

 

Fuente: mormonnewsroom.org

(Visited 3.150 times, 2 visits today)