Creo que todos en algún punto de nuestras vidas, hemos tenido momentos en donde nos hemos sentido solos o perdidos, es justamente en esos momentos donde debemos volvernos hacia Cristo, nuestro Salvador.

“Así como el Buen Pastor encuentra a Su oveja perdida, si solo elevan su corazón al Salvador del mundo, Él los encontrará.” (Él los colocará en Sus hombros y los llevará a casa).

Hay un musical llamado “Querido Evan Hansen” (Dear Evan Hansen) que habla sobre perderse y ser encontrado. Aquí está el resumen:

“Evan Hansen es un estudiante de último año de secundaria que tiene un trastorno de ansiedad social, lo cual le impide formar conexiones con otras personas y hacer amigos. Después de la muerte de uno de sus compañeros de clase, él creará una mentira que lo acercará a la familia de su compañero y le dará un sentido de propósito.”

También te puede interesar:Sé el cambio que quieres ver en tu barrio

“Serás Encontrado”

Este musical tiene que ver con la idea de que si pides ayuda, alguien te tomará de la mano y te ayudará. No tendrás que estar solo.

Aquí hay parte de la letra:

“Alguna vez has sentido como si nadie estuviera ahí?

¿Alguna vez te has sentido olvidado en el medio de la nada?

¿Alguna vez has sentido que podrías desaparecer, que podrías caer y nadie lo escucharía?”

“Bueno, deja ir toda esa soledad

Tal vez hay una razón para creer que estarás bien.

Porque cuando no te sientas lo suficientemente fuerte para levantarte.

Puedes extender, extender tu mano.

Y , oh, alguien vendrá corriendo Y yo sé, que te llevarán a casa

Incluso cuando la oscuridad llegue arrasando todo.

Cuando necesites un amigo que te cargue.

Y cuando estés frágil en el suelo.

Serás encontrado.”

Esta parte de la canción se puede relacionar con Cristo. Él trae luz a la oscuridad, Él te levanta del suelo cuando estás frágil, y si extiendes tu mano, Él te llevará a un lugar seguro.

“Hay un lugar en donde no tenemos que sentirnos como desconocidos.

Y cada vez que pides ayuda estás un poco menos solo.

Si tan sólo dices algo.

A través del silencio tu voz es escuchada.”

Los que se pierdan serán encontrados

El Presidente Dieter F. Uchtdorf dijo en su discurso Él los colocará en Sus hombros y los llevará a casa:

“No importa que tan completamente arruinada parezca estar nuestra vida. No importa lo escarlata de nuestros pecados, lo profundo de nuestro resentimiento, lo solitario, abandonado o destrozado que parezca estar nuestro corazón. Aun aquellos que no tengan esperanza, que estén desesperados, que hayan traicionado la confianza, que hayan renunciado a su integridad o que se hayan alejado de Dios pueden ser restablecidos. Excepto aquellos escasos hijos de perdición, no existe una vida que esté tan destrozada que no pueda ser restablecida.”

Hay esperanza en el poder de la Expiación. El Presidente continuó diciendo:

“Las gozosas nuevas del Evangelio son estas: gracias al plan eterno de felicidad proporcionado por nuestro amoroso Padre Celestial y por medio del sacrificio infinito de Jesús el Cristo, no solo podemos ser redimidos de nuestro estado caído y restablecidos a la pureza, sino que también podemos trascender la imaginación terrenal y llegar a ser herederos de la vida eterna y partícipes de la gloria indescriptible de Dios.”

El Presidente Uchtdorf también nos dijo que debíamos hacer para ser hallados por Cristo:

“Su invitación es sencilla:

“Volveos a mí” (Joel 2:12)

“Venid a mí” (Mateo 11:28)

“Allegaos a mí, y yo me allegaré a vosotros” (DyC 88:63)

Esa es la forma en la que le mostramos que deseamos ser rescatados.

Eso requiere un poco de fe, pero no desesperen. Si no pueden reunir fe ahora, empiecen con la esperanza.

Si no pueden decir que Dios está ahí, pueden esperar que esté allí; pueden desear creer8; eso es suficiente para empezar.

Entonces, actuando con esa esperanza, acérquense al Padre Celestial. Dios les extenderá Su amor, y Su obra de rescate y de transformación comenzará.

Con el tiempo, reconocerán la mano de Él en su vida. Sentirán Su amor; y el deseo de andar en Su luz y seguir Su camino aumentará con cada paso de fe que den.”

”Este artículo fue escrito originalmente por Elizabeth Merrill fue publicado por mormonhub.com bajo el título: “How To Be Found By Christ