Un grupo de misioneros y miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en Tegucigalpa, Honduras se juntaron para realizar servicio en el asilo de ancianos CEDER (Centro de día y reposo para el adulto mayor).

Desde muy temprano, los miembros mormones como se les conoce prepararon alimentos y alistaron ropa para llevarles a los ancianos del mencionado albergue. Cuando este grupo llegó al lugar, los ancianos los recibieron con tiernos abrazos y agradecieron por la visita y el servicio que recibirían.

visita a los ancianos

Este servicio se dividió por equipos para atender a los ancianos, algunos se dedicaron a organizarles la ropa, otros se dedicaron a su arreglo personal, les cortaron el cabello, los peinaron, los afeitaron y a las mujeres, les pintaron las uñas, mientras otros mantenían amenas conversaciones sobre las experiencias de la vida.

El servicio concluyó compartiendo un almuerzo con todos y acto seguido, los voluntarios  cantaron para los ancianos, de esa forma hicieron un día especial para estas nobles personas que viven lejos de sus familias y que otros fueron abandonados o se quedaron solos.

cantar para los ancianos

Amarilis Mato, administradora del Centro y esposa del fundador, expresó:  “Me siento contenta con el servicio de la Iglesia porque quizás para ustedes lo que comparten es un poquito pero para nosotros es bastante, ese granito que aportan y el apoyo de otros centros es lo que nos ha ayudado durante 16 años a seguir adelante”.

Con estas acciones de servicio desinteresado a nuestro prójimo se sigue el ejemplo de Cristo al demostrar amor por las personas necesitadas en cualquier parte del mundo.

Fuente: Sala de Prensa Mormona

(Visited 732 times, 1 visits today)