En sus esfuerzos por seguir el ejemplo de Jesucristo al servir al prójimo, los miembros jóvenes de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (jóvenes mormones) en República Dominicana, han iniciado un proyecto para ayudar a la  Fundación Manos Unidas por Autismo.

En los recintos de la Iglesia de Jesucristo en San Gerónimo, se dio inicio a este gran proyecto  con un devocional  presidio por Jhon López, presidente de la Estaca San Gerónimo, su primer y segundo consejeros Kennedy Vidal y Luis Navarro; la Sra. Odile Villavizar, presidenta de la Fundación Manos Unidas por Autismo y los terapeutas Ingry Ramírez y Francisco Familia. Como invitados especiales estuvieron presentes varias familias con sus hijos autistas.

En este devocional, los jóvenes mormones aprendieron aspectos importantes del autismo como los diferentes niveles y sus características, la forma de comunicarse con  una persona de esta condición. Se manifestó también que es menester  realizar actividades deportivas con ellos para ayudarles con sus habilidades de interacción social y su estado físico y emocional.

Jóvenes mormones

Por su parte, la  presidenta de la fundación expresó con emoción: “Nosotros estamos acostumbrados a servir, sin embargo, en esta ocasión estamos siendo servidos por alguien. Nos sentimos muy bien de que ustedes en la Iglesia puedan colaborar con nosotros de esta manera particular.”

El presidente López animó a los jóvenes a servir citando la siguiente declaración: “La Familia, una proclamación para el mundo, nos dice que todos los seres humanos, hombres y mujeres, son creados a la imagen de Dios. Cada uno es un amado hijo o hija de Dios, por esto todos debemos ver a los demás como el Padre los ve y amarlos como el Padre los ama sin importar su discapacidad, enfermedad o condición”.

 

Fuente: Sala de Prensa

(Visited 282 times, 5 visits today)