El Templo mormón de Santo Domingo

Fue un domingo por la mañana del 17 de septiembre del 2000 que muchos miembros de la Iglesia de Jesucristo  pertenecientes a República Dominicana y de la región del Caribe se reunieron en los recintos del Templo de Santo Domingo. Estos fieles miembros esperaban con ansias aquel día desde 1978 que fue el año en que se dio inicio a la Iglesia de Jesucristo en ese país.

En ese entonces  el Presidente  Gordon B. Hinckley, profeta de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días a nivel mundial, llegó a Santo Domingo para ofrecer la “oración dedicatoria” (oración inaugural que da inicio oficial a las operaciones de un templo mormón). De esa forma el templo quedó consagrado como La Casa del Señor.

Previo a la dedicación, se desarrolló  una jornada de “puertas abiertas”  en esta actividad  se concedió  el acceso al público para visitar los interiores y para explicarles con más detalles el propósito y naturaleza de ese sagrado recinto.

 

El Templo de Santo Domingo fue el número 99 en ser dedicado y es el único en su género en el área del Caribe.

Hoy en día, el templo de Santo Domingo no solo da servicio a sus miembros en el país, sino que también da servicio a más de 186,000 miembros de la Iglesia en unos 27 países de la región del Caribe donde la Iglesia está organizada.

Sobre los templos

Para los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (mormones), El templo es la casa del Señor, el lugar más sagrado de la tierra. Dentro del Templo se realizan ceremonias sagradas, más no secretas, que tienen la misión de unir a las familias eternamente, hacer conciencia del propósito de la vida y explicar el plan que Dios tiene para sus hijos.

Fuente: Sala de Prensa Mormona

 

(Visited 379 times, 1 visits today)