Hay muchos escenarios que harían que familias menos activas, recién conversas, o familias que no son SUD o amigos sean incapaces de participar en una ceremonia de matrimonio en el templo. Si tus planes de boda incluyen uno de estos escenarios, las decisiones que tomes acerca de las maneras de incluir a aquellos familiares y amigos que no puedan unirse a tu ceremonia del templo afectarán no sólo la etapa de planificación y el día de la boda, sino que probablemente tendrán un efecto duradero para los años por venir. Si tu actitud es de paciencia e integración, los corazones pueden ser ablandados y las relaciones futuras fortalecidas.

Aquí hay algunas ideas para ayudar a los miembros de la familia y amigos que no pueden asistir a la ceremonia del templo sentirse parte de tu día de la boda:

 

  • Involucra a aquellos que no pueden participar en la porción del templo del día con otros detalles como sea posible mientras te preparas para el día de tu boda.
  • Utiliza esta ocasión para dar el regalo del conocimiento a los que tú amas. Dales un libro ilustrado sobre los templos, tales como el folleto de la revista de la Iglesia que está lleno de hermosas fotos y explicaciones sobre para qué se utilizan o este hermoso libro de fotografía que también narra la historia de los Santos de los Últimos Días a través de los templos. También puedes darles una copia de “La familia: una proclamación para el mundo” y explicar sus principios importantes y cómo esos principios son centrales para lo que tú crees.
  • Ten una reunión familiar para conversar de lo que se trata. . Invita a tu obispo u otro líder del sacerdocio para explicar la importancia que se le da a la familia y cómo el templo es un componente integral de las familias eternas. Tal ocasión podría proporcionar un ambiente informal y amistoso para preguntas y respuestas.
  • Al crear tu lista de invitados para el templo, mantenla limitada. Todos los sellamientos en el templo deben tener una pequeña lista de invitados, ya que es una ceremonia muy personal, pero cuando los seres queridos que no son miembros están involucrados, la lista debería hacerse aún más corta. Evita invitar a parientes lejanos y amigos para no herir los sentimientos.
  • Invita a los que no pueden entrar al templo a venir al templo contigo. Planea que alguien espere con ellos afuera en los terrenos o en la sala de espera. En muchos casos, un miembro de la presidencia del templo podrá reunirse con tus invitados y responder preguntas. Algunos templos realizan recorridos por los jardines o tienen centros de visitantes.
  • Considera llevar a cabo una ceremonia de anillos después del sellamiento. Esto no se debe hacer en los terrenos del templo, y se debe tener cuidado de no hacer que el intercambio de anillos se convierta en una imitación de ceremonia de boda; sin embargo, puede significar mucho para un padre o pariente que ha estado esperando ser incluido en este evento durante muchos años como parte de la ceremonia.

Con la planificación adecuada, tu boda en el templo puede ser una oportunidad para construir futuras relaciones en lugar de convertirse en un obstáculo que cree discordia. Mucho dependerá de tu actitud. No te disculpes. Mejor habla acerca de lo emocionado y feliz que estás, y lo agradecido que estás con todos tus amigos y familiares por hacer tu día de boda tan especial.

 

Este artículo fue escrito originalmente por Dawn Frandsen y Jamie Cline  publicado en ldsliving.com, con el título How to Include Everyone in Your Temple Wedding (Even When Family and Friends Can’t Watch the Sealing) Español ©2017 LDS Living, A Division of Deseret Book Company | English © 2017 LDS Living, A Division of Deseret Book Company

(Visited 3.324 times, 4 visits today)