El líder mundial, élder Jeffrey R. Holland, presentó en un museo escocés la réplica exacta de un artefacto relacionado con la historia religiosa de Escocia, en un evento al que asistió el miembro del Parlamento de Stirling, Stephen Kerr y el concejal, Christine Simpson.

mural de David O. McKay

En la Galería de Arte y Museo Stirling Smith, el élder Holland, del Cuórum de los Doce Apóstoles de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, expresó: “Estoy encantado de estar con ustedes hoy para un evento tan significativo. Un momento en mi propia historia, así como en la historia de la hermosa Stirling. Quiero que sepan que estoy frente a ustedes como un hijo de buena fe de Stirling. Estoy muy orgulloso de tener sangre escocesa fluyendo por mis venas”.

mural de David O. McKay

Agregó que “la presentación de hoy realmente tiene una gran resonancia personal, me siento muy bendecido de ser parte de esta ceremonia. Esta es una de mis visitas más memorables a Escocia”.

La historia del famoso mural del presidente McKay

“Cual sea tu arte, has bien tu parte” es una frase familiar para los Santos de los Últimos Días en Escocia y en todo el mundo. Su significado proviene de David O. McKay, noveno presidente de la Iglesia, que sirvió una misión en Escocia en 1897-1899. Mientras experimentaba un período de desaliento y añoranza, el joven élder McKay se dio cuenta de una piedra grabada en un edificio en Albany Crescent, Stirling, con esta inscripción. En su diario, escribió: “Acepté el mensaje que se me dio en esa piedra, y desde ese momento intentamos hacer nuestra parte como misioneros en Escocia”.

mural de David O. McKay

La experiencia del presidente McKay en Stirling ahora es parte de la historia de la fe internacional.

John Allan, un arquitecto del siglo XIX conocido por su uso de símbolos, diseñó esta particular ‘piedra cuadrada mágica’ (donde la suma de los números es la misma en cualquier dirección). Cuando Albany Crescent fue demolida en 1965, dos misioneros locales de la Iglesia le pidieron a la compañía de la demolición que salvara la famosa piedra. El Presidente de la Misión de Escocia compró la piedra por 30 euros y la exhibió en la casa de la Misión en Edimburgo. Luego se trasladó al Museo de Historia de la Iglesia en Salt Lake City, Utah, EE. UU.No obstante,  se hizo una réplica de este mural que se muestra en el jardín de la casa de Misión en Edimburgo.

mural de David O. McKay

El significado de este mural continúa en Escocia, ya que esta otra réplica fue hecha recientemente para la ciudad de Stirling. Al recibir la exposición en nombre del museo, estuvo el Director Dr. Elspeth King, quien dijo: “Nos complace que se nos elija para mostrar la réplica exacta de este mural para preservar la historia de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en Escocia. Ofrecemos nuestra gratitud a la Iglesia por su contribución”.

 

Fuente: mormonnewsroom.org