Cuando Robert Jackson fue un misionero de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (misionero mormón)  llevó la Biblia de su familia. En su primera noche de lectura de las Escrituras, encontró las marcas de su bisabuelo, el presidente Joseph F. Smith, hechas en 1 Pedro 3 y 4.

Los descendientes del presidente Joseph F. Smith

La Biblia que el presidente Smith estaba usando cuando recibió la revelación que ahora se encuentra en Doctrina y Convenios 138. Foto de Savannah Hopkinson, Deseret News.

Las marcas implicaban que su Biblia familiar era la que el presidente Smith estaba leyendo en el momento en que recibió la revelación sobre las almas de los muertos que ahora se encuentra en Doctrina y Convenios 138, a veces llamada la Visión de la redención de los muertos.

Una donación significativa para la Iglesia de Jesucristo

Décadas más tarde, Jackson y su esposa, Sue, junto con sus otros hermanos y sus cónyuges, donaron su Biblia familiar a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en una reunión en el Edificio de Administración de la Iglesia el 10 de julio del 2018. La donación fue hecha en conmemoración de la revelación, que fue recibida poco antes de la muerte del presidente Smith en 1918.

La biblia del presidente Joseph F. Smith

El presidente Joseph F. Smith escribió su nombre y la fecha. Foto de Savannah Hopkinson, Deseret News.

Steven Jackson entregó  la mencionada Biblia al presidente M. Russell Ballard, presidente del Cuórum de los Doce Apóstoles, que también desciende del presidente Smith. Los Jackson descienden a través de la hija del presidente Smith, Rachel Smith, quien le pasó la Biblia a su propia hija, Mary Ellen Taylor, quien es la madre de los hermanos Jackson.

La Biblia del presidente Smith y la revelación en Doctrina y Convenios 138

La Biblia contiene la firma del presidente Smith en la portada, junto con la fecha en que la recibió, el 1 de abril de 1913; y debido a los pasajes marcados en 1 Pedro 3 y 4, la familia Jackson cree que es la Biblia que el presidente Smith estaba leyendo cuando recibió la Visión de la redención de los muertos.

presidente Joseph F. Smith

Presidente Joseph F. Smith

“Había estado básicamente postrado en cama durante varios meses previos a esta revelación… y creo que tuvo mucho tiempo para contemplar las cosas”, dijo el archivista del Departamento de Historia de la Iglesia, Brandon Metcalf. “También ese año, había perdido a su hijo Hyrum M. Smith y un yerno y luego una nuera, todo en ese año, creo que la muerte estaba en su mente”.

Un tesoro para el presidente Ballard

El presidente Ballard expresó su gratitud a la familia Jackson por guardar “esta preciosa Biblia”.

“¡Qué tesoro!”, dijo, hablando con la familia Jackson. “Cuando piensas en nuestro abuelo, nuestro bisabuelo, piensas en uno de los grandes profetas que jamás haya existido, a mi juicio. No conozco ningún profeta en esta dispensación excepto José Smith que enseñó el evangelio como él”.

Los descendientes del presidente Joseph F. Smith

El presidente Ballard y la familia Jackson. Foto de Savannah Hopkinson, Deseret News.

Metcalf dijo que la Biblia se guardará en las bóvedas controladas por temperatura y humedad de la Biblioteca de Historia de la Iglesia. También dijo que la Biblia por lo largo de los años, tiene algunas páginas sueltas, pero la encuadernación sigue intacta; el Departamento de Historia de la Iglesia no hará mucha restauración para preservar la historia de la Biblia, aunque reparará algunas de las páginas sueltas.

“Tratamos de mantener las cosas en las mejores condiciones ambientales posibles para preservar la vida de todos los materiales que recolectamos aquí”, aseguró Metcalf.

100 años después de la revelación. Foto de Savannah Hopkinson, Deseret News.

Tampoco está seguro de cuándo se publicó la Biblia, ya que Oxford University Press no incluyó una fecha de publicación por razones desconocidas. Aunque no hay planes inmediatos para mostrarlo, la Biblia podría “ser candidata de exhibiciones futuras”.

Un siglo después después de la revelación

“Creo que la importancia para nosotros es que nos cuenta una gran historia de los días, los eventos e incluso, presumiblemente, la Biblia exacta que el presidente Smith utilizó en los meses y años que lo llevaron a recibir la Sección 138 de la Doctrina y Convenios”, dijo Metcalf. “Apreciamos que la familia esté dispuesta a realizar esta donación y confiar en nosotros. Estamos agradecidos de poder preservar esto ahora para las generaciones venideras”.

Los descendientes del presidente Joseph F. Smith

Presidente Ballard y la familia Jackson. Foto de Savannah Hopkinson, Deseret News.

Steven Jackson dijo que aunque su familia ha conservado la Biblia durante mucho tiempo, había “un espíritu familiar general” de que debían donar la Biblia a la Iglesia para el 100º aniversario de la revelación. Él espera que la Biblia brinde a los miembros de la Iglesia un mayor testimonio del presidente Smith como profeta.

“Esto realmente sucedió”, dijo, refiriéndose a la revelación del presidente Smith. “Tenemos pruebas concretas de que lo tenía, está en esta Biblia, y yo diría que sería más o menos una fortaleza para su fe y también un recordatorio de lo que sucedió”.

 

Fuente: lds.org