Cerca de 700 voluntarios mormones se reunieron recientemente para ayudar en los esfuerzos de socorro en los estados mexicanos de Puebla y Guerrero. El élder Arnulfo Valenzuela, de la Presidencia de la Iglesia de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, dijo que los Misioneros Auxiliares Mormones proveyeron su propio transporte para servir.

El presidente Valenzuela dijo que aún queda mucho por hacer y que los voluntarios de la Iglesia seguirán ayudando en los próximos meses. Los mexicanos saben que pueden contar con sus amigos mormones en estos momentos difíciles.

Este auxilio que prestan los mormones en México después de los terribles terremotos es un claro ejemplo de cómo atender al llamado que hizo el élder M. Russell Ballard del Cuórum de los Doce Apóstoles: “Los invito a permanecer en el Evangelio extendiendo la mano a todo hijo de Dios con amor”.

(Visited 1.144 times, 1 visits today)