Mi tiempo como escritora en lds.net está terminando. Como parte de uno de mis últimos artículos, quisiera compartir una experiencia que tuve en mi quinto año de primaria.

Todos los niños en mi clase escribieron algo bueno sobre sus compañeros como parte de una actividad escolar. Con esperanza que lo chicos pensaran que era bonita, o graciosa agarré la bolsa llena de los papelitos para mí, lo más pronto posible.

Este entusiasmo se convirtió en falta de ánimo cuando me di cuenta que casi todos los papelitos decían lo mismo.

“Bridget es amable”

“¿Eso es todo?” Al llegar a casa, traté de entender lo que me quieran decir mis compañeros de clase. ¿Tal vez no sabían que decir?, ¿Soy muy tímida?, ¿No soy suficientemente bonita?

A los 24 años, ahora realmente aprecio la virtud de la amabilidad. Me he dado cuenta que muchas de las mujeres más hermosas son amables.

marjorie-pay-hinckley

 

 

Marjorie Pay Hinckley

 

Considero que Marjorie Pay Hinckley es una de las mujeres más hermosas. Ella dijo lo siguiente sobre la amabilidad:

 

“Sé amable. Cada persona está luchando una lucha personal”

 

Tengo un testimonio personal de este concepto. Antes de ayer, nuestra cartera se lastimó con nuestro buzón de correo. La reacción inicial de la señora hizo que me sintiera impaciente. Pero, al escuchar sobre las dificultades que estaba tratando de sobrepasar, me di cuenta que su vida no era fácil. Al entenderla, mi actitud cambio completamente.

 

La compasión y la empatía son catalizadores para la amabilidad. Al tratar de entender a nuestro semejante, será más fácil aplicar la amabilidad y el amor.

 

Como misionera aprendí que la amabilidad no significa falta de valor o cobardía, sino confianza en el mensaje de Dios para sus hijos.

 

Durante la navidad del 2013, mi compañera y yo estábamos evangelizando en nuestro rumbo a casa. Uno do los individuos que contactamos reaccionó de una manera muy ruda. Llena de valentía, mi compañera compartió su testimonio. Ese día me di cuenta de que esto fue una gran muestra de amabilidad hacia el muchacho.

 

De todos los atributos de Cristo, la amabilidad refleja la hermosura. Quisiera poder decirle a la pequeña Bridget de diez años que tiene un atributo muy especial.

 

Para que todas las mujeres sepan la importancia de la amabilidad, Elder Jeffery R. Holland dijo:

 

“… Las mujeres más bellas que había conocido tenían un brillo saludable, una cálida personalidad, un amor por adquirir conocimiento, estabilidad de carácter e integridad. Si a ello le agregamos el dulce y tierno Espíritu del Señor que portan esas mujeres, eso entonces describe la belleza de las mujeres de cualquier edad o época, y cada uno de los elementos de ese encanto se recalca y se logra por medio de las bendiciones del Evangelio de Jesucristo.”

 

El siguiente articulo fue escrito originalmente por Bridget Kreis.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

(Visited 388 times, 1 visits today)