El Día de la Madre sólo se celebra un día al año, pero ¿cómo podemos darle a mamá un regalo que diga “te amo” todo el año? Estas son algunas de nuestras ideas favoritas:

Tiempo.

El presidente Dieter F. Uchtdorf dijo, “En las relaciones familiares, amor en realidad se deletrea t-i-e-m-p-o, tiempo”. Esta es una buena manera de decir “te amo” a mamá y una gran oportunidad para pensar en lo que a mamá le gustaría hacer. ¿Le gusta estar fuera? ¿Qué tal un almuerzo sorpresa en el parque? A lo mejor le gusta hornear. Decorar un pastel con ella puede ser una manera divertida y creativa de celebrar. El mejor regalo puede ser en la parte final, cuando después de la decoración te pones limpiar. ¿Siempre ha querido aprender a pintar? Toma una clase con ella para darle un regalo que puede disfrutar durante muchos años.

 

El Día de la Madre también puede ser uno de los mejores momentos para compartir viejos recuerdos mientras se hacen nuevos. Mirar álbumes de fotos con ella o ayudarle a organizar y digitalizar años de imágenes puede inspirar un viaje espontáneo por el camino de la memoria, tal vez incluso puede ser una aventura. Un regalo como este será tan especial para ti y como para tu madre.

Dale a mamá el día libre.

No siempre el desayuno en la cama hace que mamá se sienta feliz y descansada. Tan solo piensa en el vaso de jugo de naranja cayendo en las sábanas limpias. Sin embargo, TODAS las mamás aprecian la buena intención de alguien que quiere asumir  sus tareas por ese día. El élder Jeffrey R. Holland enseñó que “ningún otro amor en la vida mortal llega a aproximarse más al amor puro de Cristo que el amor abnegado que una madre siente por un hijo”.

Podemos mostrar nuestro aprecio por su amor semejante a Cristo e imitar su ejemplo sirviendo de la manera que ella lo hace. Simplemente lavando los platos por iniciativa propia o doblando la ropa durante la semana hará que mamá sepa que apreciamos todo lo que hace y que queremos ser como ella.

Regalos del corazón.

Dar regalos que pueden ser recordatorios diarios de nuestro amor y aprecio es otra manera de decir, “te amo”. Las tarjetas hechas a mano y otras manualidades se convierten en algunos de los tesoros más grandes de mamá. Artículos personalizados, como cojines, nos permiten dar algo único y sentimental. Y una impresión enmarcada de la cita o de la pintura preferida de mamá puede inspirarla a diario y servir como recordatorio de su importancia eterna para su familia y seres queridos.

No importa cómo decidimos decir, “te amo”, en este Día de la Madre, con un poco de reflexión y preparación, hagamos que mamá sepa de nuestro amor y aprecio todos los 365 días del año.

Este artículo fue escrito originalmente por Ashlie Mortensen y publicado en ldsliving.com, con el título “3 Ways to Give Your Mom the Perfect Mother’s Day Gift”
Español ©2017 LDS Living, A Division of Deseret Book Company | English ©2017 LDS Living, A Division of Deseret Book Company
(Visited 1.509 times, 2 visits today)