“No puedo, soy mormón.”

Si eres como yo, esta es una frase que has usado con frecuencia para explicar las restricciones que las personas que no son SUD pueden encontrar extrañas.

¿Te invitan a una fiesta sospechosa el viernes por la noche?

“No puedo, soy mormona.”

¿Alguien te pide ir de compras el domingo?

“No puedo, soy mormona.”

¿Te dieron una taza de café?

“No puedo, soy mormona.”

Por lo que respecta a las explicaciones, es bastante corto y al punto.

Pero alrededor de mi último año en la escuela secundaria, dejé de usar esta explicación. Aquí hay tres razones por las que deberías tú también:

1. Ignora el principio del albedrío

El decir “no puedo, soy mormona” implica que no tenemos una opción de cómo actuamos.

Por su propia definición, la palabra “no puedo” le dice a su audiencia que no puedes hacer lo que te han invitado a hacer.

Por supuesto, aferrarte a tus normas hasta el punto de que eres incapaz de disuadirlos de hacer algo, es admirable.

Por otra parte, usar la palabra “no puedo” ignora el hecho de que cada uno de nosotros tiene una opción de cómo actuamos.

Los mormones elegimos vivir de la manera en que lo hacemos.

2. Implica que lo harías si no fueras Mormón

Diciendo: “No puedo, soy mormón” implica que lo harías si no lo fueras.

En 2004, el estudiante del State College de Utah Valley, Chad Ramos, colocó un anuncio en The Daily Universe.

El anuncio era para una camiseta que diseñó que decía: “No puedo, soy mormón”. Después de algunas quejas y discusión, el anuncio fue retirado.

Una carta al editor sobre la camiseta, sarcásticamente declaró: “No puedo, soy mormón, pero si no lo fuera, sabes que estaría allí porque suena genial”.

La idea detrás de la indignación era que la frase sugeriría que el portador de la camiseta quisiera hacer todas esas cosas – pero no puede porque sucede que es Mormón.

3. Distrae de razones más significativas

Hay razones mucho más significativas por las que tomamos nuestras decisiones además de ser solo mormones.

Es fácil enfocarse en lo que los mormones “no pueden” hacer, pero las razones son mucho más convincentes.

“No podemos” fumar, beber o consumir drogas porque tenemos la responsabilidad de cuidar nuestros cuerpos.

“No podemos” tener relaciones sexuales antes del matrimonio porque creemos que sólo dentro de los vínculos del matrimonio nos protegeremos de angustia, embarazo no deseado y enfermedades de transmisión sexual.

“No podemos” gastar dinero el domingo porque creemos que es un día de descanso (D & C 59:10).

“No podemos” vestir ropa inmodesta porque envía un mensaje contrario a nuestras identidades como hijos de Dios.

Los mormones eligen vivir de cierta manera porque creemos que es lo que Dios nos ha pedido que hagamos para que podamos progresar y vivir buenas vidas.
Fuente: MormonHub 

 

(Visited 5.424 times, 1 visits today)