Los nombres son una parte importante de nuestra existencia. Los usamos cada día cuando nos comunicamos con otros. Pero sólo unas pocas personas han recibido sus nombre terrenales directamente de Dios. Aquí les presentamos esas personas según se encuentran registradas en las escrituras.

1. Adán

Éste quizás es muy obvio. Después de todo, ¿quién más estaba cerca del primer hombre de la tierra para darle un nombre? Aún así, el nombre de Adán es muy valioso y fue escogido cuidadosamente por su Padre Celestial:

Y al primer hombre de todos los hombres he llamado Adán, que es muchos”. (Moisés 1:34).

2. Abraham

Uno de los profetas más conocidos de la biblia, Abraham, tenía originalmente el nombre de “Abram”, hasta que el Señor hizo un convenio especial con él y le dio un nuevo nombre:

 

“Y no se llamará más tu nombre Abram, sino que será tu nombre Abraham, porque te he puesto por padre de muchas naciones”. (Génesis 17: 5).

3. Sara

Abraham no fue el único miembro de la familia que tuvo un cambio de nombre a través de Dios. Su esposa Sara también recibió un nuevo nombre:

“Dijo también Dios a Abraham: A Sarai, tu esposa, no la llamarás Sarai, mas Sara será su nombre”. (Génesis 17:15).

4. Isaac

Abraham y Sara no habían podido tener hijos, cuando milagrosamente Sara quedó en embarazo en su edad avanzada, Dios le dio a Abraham las buenas noticias, junto con el nombre por el cuál debía llamar a su hijo:

“Y respondió Dios: Ciertamente Sara, tu esposa, te dará un hijo, y llamarás su nombre Isaac; y confirmaré mi convenio con él como convenio eterno para su descendencia después de él”. (Génesis 17: 19).

5. Ismael

Ismael fue el hijo nacido de Abraham y la sierva de Sara,  Hagar. Tal y como su medio hermano, Isaac, Ismael recibió su nombre de Dios a través de la boca de uno de Sus ángeles:

“Le dijo además el ángel de Jehová: He aquí que has concebido y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre Ismael, porque ha oído Jehová tu aflicción”. (Génesis 16: 11).

6. Israel

El hijo de Isaac se llamaba originalmente Jacob. Así como su padre y sus abuelos, él también recibió un nuevo nombre de Dios: Israel. Este nuevo nombre significa “el que persevera con Dios” ó “deja que Dios prevalezca”. Sus hijos se conocieron más adelante como las doce tribus de Israel:

“No se dirá más tu nombre Jacob, sino Israel, porque has luchado con Dios y con los hombres, y has vencido”. (Génesis 32:28).

7. Maher-salal-hasbaz

El profeta Isaías tuvo un hijo que fue nombrado por Dios, un nombre que era también parte de una profecía:

“Y me llegué a la profetisa, y concibió y dio a luz un hijo. Y me dijo Jehová: Ponle por nombre Maher-salal-hasbaz.

Porque antes que el niño sepa decir: padre mío y madre mía, será quitada la riqueza de Damasco y los despojos de Samaria delante del rey de Asiria”. (Isaías 8: 3-4).

8. Jezreel

Otro profeta, Oseas, tuvo muchos hijos que recibieron nombres significativos a través de Dios. Su primogénito fue uno de ellos:

“Y le dijo Jehová: Ponle por nombre Jezreel, porque dentro de poco yo castigaré a la casa de Jehú por motivo de la sangre de Jezreel, y haré cesar el reino de la casa de Israel”. (Oseas 1: 4).

9. Lo-ruhama

La primera hija de Oseas también recibió un nombre simbólico de Dios:

“Y ella concibió otra vez y dio a luz una hija. Y le dijo Dios:Ponle por nombre Lo-ruhama; porque no tendré más misericordia de la casa de Israel, sino que los quitaré del todo”. (Oseas 1: 16). Lo-ruhama significa “no haber recibido misericordia”.

10. Lo-ammi

El segundo hijo de Oseas también fue nombrado por Dios:

“Y dijo Dios: Ponle por nombre Lo-ammi, porque vosotros no sois mi pueblo, ni yo seré vuestro Dios”. (Oseas 1: 9).

11. Juan el bautista

Otro profeta muy conocido que recibió un nombre de Dios fue Juan el bautista:

“Pero el ángel le dijo: Zacarías, no temas, porque tu oración ha sido oída, y tu esposa Elisabet te dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Juan”. (Lucas 1: 13).

De hecho, la historia de que Dios nombró a Juan estuvo llena de eventos sorprendentes, como el hecho de que su padre se quedara mudo y que su familia intentara darle el nombre de su propio padre:

“Y a Elisabet se le cumplió el tiempo de su alumbramiento, y dio a luz un hijo.

Y oyeron los vecinos y los parientes que Dios había hecho para con ella gran misericordia, y se alegraron con ella.

Y aconteció que al octavo día vinieron para circuncidar al niño, y le llamaban con el nombre de su padre, Zacarías.

Y respondiendo su madre, dijo: No, sino Juan será llamado.

Y le dijeron: ¿Por qué? No hay nadie en tu parentela que se llame con ese nombre.

Entonces preguntaron por señas a su padre cómo le quería llamar.

Y él, pidiendo una tablilla, escribió, diciendo: Juan es su nombre. Y todos se maravillaron” (Lucas 1: 57- 63).

12. Jesús

Otro nombre conocido, pero significativo, dado por Dios en las escrituras, fue el de Su propio hijo, Jesucristo. Y aunque Jesucristo es conocido por muchos nombres incluyendo Jehová, Redentor, Salvador y Emmanuel, el nombre que el ángel Gabriel trajo a María fue: Jesús.

“Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados”. (Mateo 1: 21).

 

Adicionalmente…

Aunque es posible que estos hombres no fueron nombrados específicamente por Dios mientras estaban en la tierra, fueron llamados por su nombre por Dios en profecías, antes de que nacieran.

José Smith

El nombre de José Smith fue clave en el cumplimiento de una de las profecías del Señor, revelada en la porción de traducción de José Smith, de Génesis 50:

Y bendeciré a ese vidente, y los que traten de destruirlo serán confundidos; porque te hago esta promesa; pues te recordaré de generación en generación; y su nombre será José, y será igual que el nombre de su padre; y será semejante a ti, porque lo que Jehová lleve a efecto por su mano llevará a mi pueblo a la salvación”. (Traducción de José Smith Apéndice, Génesis 50: 33).

Moisés y Aarón

Durante la vida de José de Egipto, el Señor le dio la siguiente profecía que contenía los nombres de dos profetas bíblicos significativos que aún no habían nacido:

Y Jehová juró a José que preservaría a su descendencia para siempre, diciendo: Levantaré a Moisés, y en su mano habrá una vara, y él reunirá a los de mi pueblo, y los conducirá como a rebaño, y herirá las aguas del mar Rojo con su vara.

Y tendrá prudencia, y escribirá la palabra de Jehová. Y no hablará muchas palabras, porque le escribiré mi ley con el dedo de mi propia mano. Y prepararé a un portavoz para él, y se llamará su nombre Aarón”. (Traducción de José Smith Apéndice, Génesis 50: 34-35).

 

Este artículo fue escrito originalmente por Jannalee Sandau y fue publicado por ldsliving.com, con el títutlo: “12 People Who Were Given Names by God”

 

(Visited 4.369 times, 1 visits today)