Provo, Utah – Entonces, ¿Cuáles son los mayores obstáculos de todos los tiempos? Y, ¿Cuál es la “obligación sagrada e imperiosa” de los Santos de los últimos días” respecto a dichos desafíos? 

También te puede interesar: Esto es lo que los Profetas han dicho sobre NO compartir el Evangelio

El Élder Kevin W. Pearson, una Autoridad General de los Setenta, respondió ambas preguntas el viernes (03 de agosto) durante el último día de la conferencia de FairMormon 2018.

Un desafío importante, comenzó, es “llevar el evangelio de Jesucristo a todo el mundo. El recogimiento de toda la casa de Israel es la fuerza más grande y poderosa para el bien de la tierra.”

“Y, al final, tendrá éxito de manera milagrosa y poderosa.”

Nuestra obligación sagrada e imperiosa

Élder Kevin W. Pearson
Los profetas modernos como el Presidente Russell M. Nelson nos han revelado que Cristo realizará algunas de Sus “más grandes obras” entre ahora y cuando regrese.

Dios el Padre y Su Hijo presiden sobre la Iglesia “en majestad y gloria.”  Pero, los santos de los últimos días tienen la obligación sagrada de hacer su parte en la obra.

“Nunca hubo un mejor tiempo para estar vivos y ser miembros de la Iglesia de Jesucristo,” dijo el Élder Kevin W. Pearson. “Sin embargo, también estamos vivos en un tiempo de gran conflicto y confusión.” Muchos atraviesan pruebas para encontrar propósito y paz. El mundo está sufriendo de debilidad moral y espiritual. Existen muchas voces conflictivas y contenciosas además de influencias que disputan por nuestra atención. Todos jugamos un papel importante que consiste en ayudar a los demás a encontrar la paz en medio de la confusión.”

A medida que crece nuestro entendimiento de la Expiación de Cristo, el deseo de compartir el evangelio también aumenta. “Nuestra obligación se encuentra en los primeros dos grandes mandamientos: amar a Dios y amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos.”

Entonces, ¿Cuál es el mensaje sagrado e imperioso que compartir? Lee las palabras del Presidente Nelson: “Nuestro mensaje para el mundo es simple y sincero: invitamos a todos los hijos de Dios de ambos lados del velo a venir al Salvador, recibir las bendiciones del santo templo, tener felicidad infinita y ser aptos para la vida eterna.”

Conocimiento y comprensión

Élder Kevin W. Pearson

Dos obstáculos clave en el camino de entregar este “mensaje vital para el mundo,” dijo el Élder Kevin W. Pearson.

“El primer obstáculo es no ser conocido – el segundo, no ser comprendido. En otras palabras, el conocimiento y la comprensión son obstáculos clave que nos impiden cumplir con nuestra obligación sagrada e imperativa. La escala y la magnitud de este desafío van más allá que cualquier cosa que todo el mundo haya encontrado alguna vez.

Las estadísticas indican que aproximadamente 6.6 mil millones de personas en el mundo no han escuchado de la Iglesia restaurada. Del resto de los habitantes que han escuchado de la Iglesia, cerca de la mitad tiene una impresión no favorable ante nuestra religión, dijo el Élder Kevin W. Pearson.

Por otro lado más de la mitad de los habitantes del mundo tienen acceso a internet y muchos de ellos utilizan teléfono móviles. Claramente, la tecnología jugará un papel esencial en superar el desafío del conocimiento.

Incluso, mientras esperamos mayor revelación sobre cómo los planes del Señor hacen que esta gran y maravillosa obra sea conocida para todos los habitantes de la tierra, los santos de los últimos días deben asegurarse de que los sinceros de corazón puedan encontrar y aceptar  eficientemente el evangelio restaurado en Internet. Todavía queda mucho trabajo por hacer, sin embargo, si los malentendidos aumentan más rápido que el conocimiento eso será difícil.

Los miembros deben mejorar la manera en que abordan el segundo obstáculo, la comprensión, dijo el Élder Kevin W. Pearson. Ya que, merece sus mejores esfuerzos colectivos.

El Élder Pearson dijo que una típica persona socialmente consciente que comienza a investigar la Iglesia probablemente buscará información o respuestas a sus dudas en Google o YouTube. Durante sus primeras búsquedas en Internet, ese investigador seguramente reciba abundante información posiblemente parcial y prejuiciosa sobre la iglesia.

“Existe contenido bueno, pero puede ser difícil de encontrar y a menudo, no aborda preguntas clave de una manera consistente y atractiva,” dijo el  Élder Kevin W. Pearson.

Es importante, agregó él, que los miembros puedan crear y promover contenido en Internet que comunique efectivamente lo que la Iglesia cree, de una manera clara, auténtica y atractiva. Especialmente, sobre algunos de los temas de investigación más predominantes.

Élder Kevin W. Pearson

“El Internet se ha convertido en la fuente de información más poderosa y dominante en prácticamente cualquier tema o pregunta,” expresó el Élder Kevin W. Pearson. “El problema inherente con esta realidad es que muchas de las equivocaciones provienen de experiencias, comprensión o perspectivas limitadas… El Internet puede llevarnos a la verdad o alejarnos de la misma.”

Organizaciones independientes como FairMormon, junto con los miembros fieles, pueden hacer contribuciones significativas.

“El contenido producido por la Iglesia podría parecer más refinado y profesional, pero el tuyo se puede ver más auténtico,” dijo el Élder Kevin W. Pearson a los miembros de la audiencia. “Ya que, lo que ustedes dicen proviene de su experiencia personal y perspectiva única lo cual aviva el contenido producido por la Iglesia.”  

Gran parte de los malentendidos sobre la Iglesia puede relacionarse con algunos temas relativamente clave, tales como: la historia de la Iglesia, los templos, los gárments, José Smith, la poligamia, los profetas, las mujeres, la comunidad LGBT y la transparencia. Se puede acceder a la información, tanto positiva como negativa, sobre esos temas a través de los buscadores en Internet y YouTube.

“Estas plataformas son las fuentes primarias de información en nuestro tiempo,” afirmó el Élder Kevin W. Pearson. “Simplemente necesitamos contenido más efectivo, atractivo y fiel en más idiomas y culturas, que puedan encontrarse fácilmente en estas plataformas – contenido que comunique claramente lo que creemos y por qué es importante de una manera personal y positiva. La Iglesia posiblemente no pueda producir todo el contenido necesario. Necesitamos su ayuda y sus voces.”

El Élder Pearson le recordó a su audiencia que abordar cualquier tema del Evangelio de una manera más efectiva, por sí mismo, podría no construir la fe en el Salvador. “Desarrollar la fe es un proceso espiritual personal. Sin embargo, acceder a las respuestas comprensibles a las preguntas y preocupaciones esenciales puede ayudar a corregir los malentendidos sobre la Iglesia y quitar los obstáculos de fe. Además, puede nivelar el campo para los investigadores sinceros de la verdad con el fin de encontrar y reconocer la verdad en un mundo cada vez más hostil para la fe.”

Lecciones de una caja negra

Élder Kevin W. Pearson

Ningún santo de los últimos días es inmune a cuestionar ocasionalmente su fe o sentimientos de duda. El Élder Pearson dijo que hubo veces en su propia vida en que se cuestionó sobre “ciertos hechos históricos” o cuestiones doctrinales abstractas, pero que él siempre intentó centrarse en las revelaciones personales que recibió del Espíritu Santo sobre las “preguntas que más importan.”

El Élder Pearson guarda una caja negra en la que coloca problemas, preocupaciones y dudas que no puede resolver. Ocasionalmente, abre la caja y piensa en su contenido.

“Con el transcurso del tiempo, a medida que obtenía más experiencia de vida, estudiaba, reflexionaba y oraba más sobre las doctrinas y los principios contenidos en el evangelio restaurado; escuché y aprendí de los apóstoles y profetas, de aquellos que saben, he llegado a conocer y experimentar más sobre las revelaciones personales y el don del Espíritu Santo además de conocer más íntimamente al Padre Celestial y el Salvador.”

[El Setenta Autoridad General] todavía tiene la caja negra.

“La mayor parte de todo el contenido se ha resuelto. Ahora, veo algunos de manera muy diferente y otros solo parecen ya no importar más. Pero, todavía, otros continúan ahí. No obstante, eso no me impide avanzar con fe.”  

Hábitos cotidianos

Élder Kevin W. Pearson

Orar diariamente, leer el libro Libro de Mormón y asistir a la Iglesia no resolverá todos los desafíos y preocupaciones, dijo el Élder Pearson, sin embargo, todavía existe un gran poder espiritual en aquellos simples hábitos cotidianos, y Dios bendice a aquellos que buscan diligentemente guardar Sus mandamientos.

“No hay nadie que se encuentra fuera del alcance de la Expiación del Salvador,” afirmó el Élder Kevin W. Pearson. “Existen respuestas, esperanza y poder para sanar. El Salvador ha preparado la vía para que todos podamos cumplir con lo que Él nos ha mandado a hacer. Cada persona tiene un viaje único de fe. No obstante, existen principios eternos y poder espiritual proporcionados para ayudar a aquellos que preguntan y buscan.”

Recuerden, el Élder Pearson concluyó, “su voz importa.”

“Debemos ser una voz para la verdad. Debemos tener la fe y el valor para hablar e involucrarnos en las redes sociales de una manera positiva, responsable, efectiva y sin contender. Podemos compartir lo que conocemos y creemos con los demás de maneras mu simples.”

Artículo originalmente escrito por Jason Swensen y publicado en chruchnews.com con el título “The biggest obstacles of sharing the gospel today and what you can do to work past them.”