Daniel, la esposa de Pilatos, Lehi… definitivamente, existe más de un registro en las escrituras de personas que recibieron revelación mediante los sueños.

También puedes leer: 7 citas que cambiarán totalmente la forma de ver la revelación personal

Ya sea una amonestación, una lección, un poco de destino divino o una combinación de los tres, no hay duda de que la brecha entre la conciencia y la inconciencia es un receptáculo para la revelación.

Entonces, ¿cómo sabemos que no es simplemente un sueño? Y ¿Por qué recibimos revelación mediante los sueños?

Los profetas y los apóstoles en toda la historia de la iglesia han respondido esas preguntas. Aquí, mencionaremos qué dijeron sobre recibir revelación mediante los sueños y por qué recibimos revelación de esta manera.

TENEMOS DERECHO A RECIBIR REVELACIÓN. INCLUSO, MEDIANTE LOS SUEÑOS

revelación mediante los sueños

José Smith

Recibir revelación mediante los sueños no es un derecho reservado solo para algunos. Mientras estaba en la Cárcel de Liberty, el profeta José Smith, expresó:

“Creemos que tenemos derecho a recibir de Dios, nuestro Padre Celestial, revelaciones, visiones y sueños, así como luz e inteligencia por medio del Espíritu Santo… en todos los asuntos que correspondan a nuestro bienestar espiritual; todo ello si guardamos Sus mandamientos al grado de ser dignos ante Su vista”

Aunque podamos recibir revelación de diferentes maneras, necesitamos ciertas condiciones que nos faciliten cualquier comunicación de Dios. El Élder Richard G. Scott compartió algunas cosas que necesitamos para ser receptivos a las revelaciones en la conferencia general de abril 2012, llamada “Cómo obtener revelación e inspiración en  tu propia vida”:

“Uno siempre debe estar mental y físicamente limpio, y tener una intención pura, para que el Señor pueda inspirar. El Señor confía en aquel que es obediente a Sus mandamientos. Esa persona tiene acceso a la inspiración de Él para saber qué hacer y, según sea necesario, tener el poder divino para hacerlo.”

revelación mediante los sueños

Parley P. Pratt

Incluso, el solo acto de dormir, algo que todos hacemos, puede preparar nuestras mentes para recibir revelación. Como Parley P. Pratt dijo:

“Cuando los órganos externos del pensamiento y la percepción se liberan de su actividad, los nervios no se tensan, y toda la humanidad mortal yace silenciosa en un sueño tranquilo, para renovar su fuerza y vigor. Es entonces cuando los órganos espirituales se liberan, en cierto grado, para asumir sus funciones habituales… nuestro cuerpo espiritual tiene ojos para ver, oídos para escuchar, lengua para hablar y más… Los órganos espirituales son susceptibles de conversar con Dios, o con ángeles.”

(Harold B. Lee, “Revelación Divina,” 15 de octubre de 1952, Devocional en BYU)

A lo largo de la historia, muchos hombres y mujeres han visto visiones en sueños o recibido revelaciones mediante sueños.  El Presidente Spencer W. Kimball compartió, en la conferencia general de abril de 1974, una historia sobre George F. Richards, antiguo presidente del Quórum de los Doce. “Creo en los sueños,” el Presidente Richards le dijo al Presidente Kimball. Continuó:

“Y, después de más de 40 años, estoy seguro de que tuve un sueño que provenía del Señor. En este sueño, estuve en la presencia de mi Salvador mientras que Él permanecía en medio del aire. No me dijo ninguna palabra, pero mi amor por él era tanto que no tengo palabras para explicarlo. Sé que ningún ser mortal puede amar al Señor, al experimentar ese amor por el Salvador, a menos que Dios se lo revele. Habría permanecido en su presencia, pero había un poder que me alejaba de Él.”

“Como consecuencia de ese sueño, tuve la sensación de que no importa que se requiera de mis manos, lo que el evangelio podría implicar, haría lo que debería.”

CÓMO SABER SI ES UNA REVELACIÓN O SOLO UN SUEÑO

revelación mediante los sueños

Élder Richard G. Scott

Se puede recibir revelación mediante los sueños, pero no todos los sueños son revelaciones. Es importante, entonces, que sepamos cuándo un sueño es solo un sueño o cuándo es comunicación de Dios.

El Élder Richard G. Scott explicó cómo podemos saber la diferencia entre estas dos cosas en la conferencia de abril de 2012:

“La comunicación inspirada durante la noche es acompañada por un sentimiento sagrado durante toda la experiencia. El Señor utiliza personas a quienes les tenemos un gran respeto para enseñarnos verdades en un sueño, puesto que confiamos en ellas y escucharemos su consejo. Es el Señor quien está enseñando mediante el Espíritu Santo; sin embargo, en un sueño, Él puede hacer que nos sea más fácil entender y que se conmueva más nuestro corazón enseñándonos mediante alguien que amamos y respetamos.”

Esos dos factores, un sentimiento de inspiración y las personas que respetamos, ocurren a menudo en las revelaciones recibidas mediante los sueños.  Como el Presidente James E. Faust explicó en la conferencia general de abril 2003:

“Creo en la existencia de un gran poder en las familias como es la influencia que nuestros amados antepasados ejercen desde el otro lado del velo…. A medida que nos hacemos mayores, la influencia de los padres y de los abuelos que están al otro lado del velo también se incrementa. Qué experiencia tan grata es cuando recibimos su visita en nuestros sueños.”

Pero un familiar no tiene que estar en el sueño para que sea una comunicación de Dios. Puede ser un ángel, como en la visión del árbol de la vida de Lehi, o, puede ser alguien que respetemos, como dijo el Élder Scott.

revelación mediante los sueños

Visión del árbol de la vida de Lehi

Franklin D. Richards tuvo un sueño que involucraba a Brigham Young, que antes había muerto. En el sueño, dijo que estaba con Brigham Young en el templo de Nauvoo. En el templo, se sentaron uno al frente del otro “nuestros pies estaban en un claro estanque de agua” cuando Brigham Young comenzó su conversación.

Hermano Franklin, ¿Si lo llamara como parte del Quórum, lo aceptaría? Respondí: Hermano Brigham, siempre que he podido, he aceptado y obedecido cada asignación que se me ha dado y siempre estoy dispuesto.”  Dos años después, se le llamó para servir como apóstol en el Quórum de los Doce.

En algunos casos, nadie más está presente en el sueño, pero el sentimiento que el Élder Scott describió es persistente. Como describió Patricia Terrant en un artículo de la revista Ensign de 1993 “Forewarned by a Dream” (Anticipado por un sueño):

“Desperté de un sueño, asustada. Era el mismo sueño que había tenido antes y no pude evitar la sensación de presentimiento  cuando recordé una frase de mi bendición patriarcal: “Serás advertida de una mala aproximación y estarás protegida de daños y accidentes.”

“El sueño era simple pero aterrador. La pequeña casa rodante de dos habitaciones donde vivíamos mi esposo, nuestros tres hijos y yo, estaba envuelta en llamas. No sabía quién, si había alguien, estaba dentro. Sin embargo, después del sueño, sabía con certeza que teníamos que irnos.”

A pesar de haber tenido suerte de encontrar la casa rodante y tener un presupuesto limitado, Patricia y su esposo fueron afortunados de encontrar una casa de tres habitaciones para mudarse.

“Una semana después, recibí una llamada del rancho de ganado,” escribe Patricia. “¿Sabías?” Dijo mi amiga. “La casa rodante donde vivías se incendió hoy.”

¿QUÉ HACER CUANDO RECIBES UNA REVELACIÓN MEDIANTE LOS SUEÑOS?

revelación mediante los sueños

Una vez que se recibe cualquier forma de revelación, es importante registrarla. Sin embargo, cuando se recibe una revelación mediante los sueños, esto es especialmente verdad. Como el Élder Scott explica:

“Se puede recibir revelación mediante un sueño, cuando hay casi una transición imperceptible entre el estar dormido y el despertar. Si te esfuerzas por aprehender su contenido de inmediato, podrás registrarlo con gran detalle; si no, se esfumará con rapidez.”

Además de ayudarnos a recordar la comunicación divina, registrar la revelación mediante los sueños, también puede bendecir nuestras vidas de otras maneras.

“Por lo general, registrar los sueños fortalece la relación entre el Señor y la persona que recibe el sueño. A medida que registremos los sueños inspirados, podremos ver más rápido la mano del Señor en nuestra vida y sus tiernas misericordias extendidas en nuestro nombre.” – Ryan C. Jenkins

Aunque puedas necesitar ayuda para interrumpir un sueño, es importante no compartir un sueño que contenga revelación personal con cualquiera.

Aunque recibir revelación mientras duermes puede parecer una cosa fácil, en realidad hay un poco de trabajo involucrado para asegurarnos de estar en sinfonía con el Espíritu para recibir revelación mediante los sueños.

Artículo originalmente escrito por Katie Lambert y publicado en ldsliving.com con el título “What Prophets Have Said About Receiving Revelation Through Dreams.”