Un miembro de 20 años de edad de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, Quinton Robbins, fue una de las victimas mortales en el tiroteo del domingo en un festival de música country de Las Vegas. mormon entre muertos masacre de Las Vegas

mormon entre muertos masacre de Las Vegas

Quinton Robbins, miembros de La Iglesia de Jesucristo y una de las victimas mortales de la Masacre de las Vegas.

 

La masacre, que tuvo lugar cuando un hombre de 64 años abrió fuego desde una habitación de un hotel de gran altura, ha sido la más mortífera en la historia moderna de los Estados Unidos, matando a 59 personas e hiriendo a 527.

El mayor de tres hijos y estudiante de la Universidad de Nevada en Las Vegas, Robbins fue recordado por su abuela como “una joya”, según el Washington Post. Su tía, Kilee Well Sanders, llamó a Robbins “el alma más amable y cariñosa” con una “risa y sonrisa contagiosa ” en un post de Facebook.

Antes de invitar a los lectores a orar, así como compartir recuerdos y fotos de Robbins, Sanders compartió su testimonio.

“Por el evangelio y el plan de salvación, tengo fe de que estaremos con él otra vez. Quinton Robbins, yo, y toda tu familia te extrañaremos mucho todos los días “, escribió Sanders. Siempre estaré pensando en ti.

Según el Washington Post, “Cuando Robbins se comenzo a agarrar el pecho, su novia pensó que algo estaba mal con sus niveles de azúcar, le dijo a su abuela. … No habían estado juntos por mucho tiempo, pero sabía que tenía diabetes y pensó que podría necesitar su insulina. No se habia dado cuenta de que una bala le había traspasado el cuerpo.

“Su novia contaría más tarde a su familia acerca de dos extraños, que se describieron como un infante de marina y una enfermera, que trataron de llevar a Robbins a un vehículo para que pudiera obtener atención médica, incluso cuando los disparos seguían lloviendo sobre la multitud”, el Washington Post continuó. “Serían horas antes de que su familia averiguara con certeza dónde había sido llevado y que no había sobrevivido”.

Se creó una página de GoFundMe organizada por la prima de Robbins, Felicia Walker, para ayudar a cubrir los gastos funerarios que ya han sido financiados, pero todavía están aceptando donaciones.

“Él era una persona amable y cariñosa. Tenía un alma hermosa llena de una luz radiante “, escribió Walker en la página. “Esa luz se compartió con todos los que lo conocieron. Él tenía una risa contagiosa y una sonrisa maravillosa que siempre estaba dispuesta a dar. También era un hombre de muchos talentos. Todos los que lo conocían lo amaban. Será extrañado por muchos. ”

Fuente: Deseret News

(Visited 7.241 times, 2 visits today)