Un tiroteo fortuito y mortal durante la reunión sacramental de un barrio en Fallon, Nevada, ha estremecido a la muy unida comunidad agrícola.

También te puede interesar: El asesinato de José Smith: 3 detalles que tal vez desconocías

El Setenta de Área que preside en la región occidental de Nevada dijo que la familia de la víctima asesinada del tiroteo Charles E. “Bert” Miller, junto con sus amigos del barrio y vecinos, no están solos.

El Élder Ren S. Johnson informó que personas de todas partes, dentro y fuera de la comunidad, estuvieron ofreciendo apoyo sincero mientras lamentaban la muerte de Miller (22 de julio), un mecánico de voz suave y bombero voluntario. Él expreso lo siguiente:

“La comunidad de Fallon, dentro y fuera de la iglesia, es un tipo de comunidad servicial y ministrante.”

Casi inmediatamente después del tiroteo, los líderes del sacerdocio que presiden en la región de Fallon se comunicaron con los miembros del Quórum de los Doce Apóstoles, la Presidencia de los Setenta y otras Autoridades Generales. Cada uno de los hermanos hizo la misma pregunta: ¿Cómo puede ayudar la iglesia?

Se envió inmediatamente a los consejeros de LDS Family Services a Fallon para ayudar a los seres queridos de Miller, junto con personas de todas las edades del Barrio Nº3 de Fallon, Estaca Fallon Nevada Sur, quienes fueron testigos del tiroteo.

“Ese apoyo continuará mientras sea necesario,” dijo el Élder Jonhson.

El Setenta de Área también pasó tiempo con la esposa de Miller, LuDene Miller y otros familiares. “Están bien dadas las circunstancias.”

tiroteo

Bert Miller de Fallon, Nevada, fue un bombero voluntario del muy respetado Departamento de Bomberos Voluntarios del Condado de Fallon / Churchill.

A pesar de la pena a causa de la muerte de su esposo, LuDene Miller le expresó al Élder Johnson su preocupación por sus amigos miembros de barrio y otros que podrían dudar en regresar a los servicios de adoración.

El apoyo de la mayor comunidad occidental de Nevada, incluidas los funcionarios de seguridad pública y municipal, también se encuentran ayudando a la familia Miller, dijo el Élder Johnson. “No encontrarán un grupo de personas más fiel que el de Fallon.”

Casi 100 personas se encontraban en los servicios de adoración del domingo cuando un hombre armado presuntamente entró al centro de reuniones de la capilla de Fallon y disparó y mató a Miller a quemarropa.

Los testigos informaron haber escuchado de cuatro a ocho disparos de una poderosa pistola, se dijo según Deseret News. El hermano de Bert Miller, Duane, 64, resultó herido en la pierna durante el tiroteo. Lo trataron y le dieron de alta en un hospital local.

Kelly O’Conner, 48, enfrenta múltiples cargos criminales, incluido asesinato en primer grado. El presunto asesino y Bert Miller pertenecían al mismo barrio.

Los investigadores no han determinado un motivo detrás del asesinato.

La familia Mille ha quedado impactada y confundida por la pérdida de un hombre querido y respetado por su consideración y servicio a la comunidad,” informó Deseret News.

“Era una de las personas más abnegadas, de voz suave y amable que conocí,” dijo Heidi Ayers, la segunda de los tres hijos de Miller. “No podemos comprender por qué sucedió esto. Mi padre estrechó la mano de O’ Connor antes de la reunión.”

tiroteo

Bert y LuDene Miller

LuDene Miller, estuvo casada con Bert Miller durante 37 años y está recibiendo un tratamiento contra el cáncer, no asistió a la reunión el día del evento porque su esposo la instó a quedarse en casa para descansar el tobillo que se rompió de una caída hacía varios días, informó Deseret News.

Los familiares recuerdan que Bert Miller siempre pasaba el tiempo andando en cuatrimotos con sus cinco nietos. “Era un gran abuelo, pero era un mejor papá.”

Además, le encantaba pescar y servir a su familia y otros, sin buscar fanfarrias ni atención.

Duane Miller dijo que su hermano era el tipo de hombre que se ofrecía como voluntario cuando lo necesitaban. Ahora sus familiares están recurriendo a su fe para ser sostenidos  mientras están afligidos.

“Lo que nos hace continuar es nuestra comprensión del plan de salvación y el conocimiento de que las familias son eternas y que lo volveremos a ver,” dijo él.

Bert Miller era conocido como “el chico de Fallon, nacido y criado” que dejó la pequeña ciudad de Nevada solo para obtener un título en mecánica de diésel en la escuela de Utah, ahora conocida como la Universidad de Valley Utah. Miller y su esposa tenían una tienda de autopartes en el pueblo. Después de que la vendieron, Miller trabajó como mecánico por 20 años cerca de la base naval de Chugach International.

Es incomprensible que la tragedia haya dejado a los residentes de Fallon tristes y confundidos. Existe preocupación por los niños y jóvenes que presenciaron el tiroteo en un lugar sagrado de reunión donde las personas normalmente encuentran paz y refugio.

Artículo originalmente escrito por Jason Swensen y publicado en ldschurchnews.com con el título “Horrific meetinghouse shooting followed by outpouring of support for victim’s family, Fallon community.”